close
Aquel “Marat-Sade” del 68

Aquel “Marat-Sade” del 68

Acaben de da-y el Premiu Princesa d’Asturies de les Artes a Peter Brook, home de teatru, pero non sólo: tamién de cine y d’ópera. Abúltame que ye un bon premiáu, anque yo nada nun conozo de les sos aclamaes puestes n’escena, mayormente obres de Shakeaspeare. Polo que dicen, fue mui cellebráu’l so montaxe de la obra “Marat-Sade”, de Peter Weiss, en Llondres, lo cuál me trai al recuerdu la maraviosa representación a la sí pude asistir n’ochobre del 68 nel Teatru Español, de Madrid.

Taba yo ellí, na capital del Reinu, faciendo la mili y perellí tamién andaben dellos amigos de la pandilla de Xixón: Alfredo, Yano, Xulio… viviendo o estudiando per aquella dómina. Hubo puñalaes pa sacar les entraes, de gallineru, con unes coles d’hores, pues toos tábemos seguros d’asistir a dalgo especial, naquellos años escuros del franquismu. Y, n’efeutu, asina fue. El montaxe de Francisco Nieva y Adolfo Marsillach fue espectacular, recoyendo l’ambiente del hospital mental onde se desendolcaba la obra de Weiss. Una xaula de llocos ente’l públicu, y unos diálogos ente’l propiu Marsillach (Sade) y Xose María Prada (Marat), que facíen tremar a la xente. El picalín de too fue cuando’l coru de llocos principien a gritar: “¡Revolución, Revolución!” faciendo que toos los siguiéremos, aprovechando pa llanzar esi gritu prohibíu al altu la lleva. Talamente pensábemos que la policía diba a interrumpir la representación enantes del final, pero nun fue asina. Nun recuerdu una ovación mayor a una compañía de teatru que la d’aquel día.

Nun sé cómo sería’l montaxe del recién gallardonáu col premiu de les artes del Principáu, pero duldo de que meyorara a aquel de Paco Nieva y Adolfo Marsillach que, nel añu del Señor de 1968 nos enllenó de satisfaición a los que nos oponíemos al réxime dictatorial del Xeneral Franco. Creo qu’esti premiu ye tamién un poco d’ellos.