close
“Bajo el viaducto”, de Xuan Xosé Sánchez Vicente

“Bajo el viaducto”, de Xuan Xosé Sánchez Vicente

Bajo el viaductoHai determinaos productos lliterarios, mayormente noveles pero tamién obres de teatru y guiones de cine, que cueyen como argumentu dalgún socesu real pa, dándo-y una capa de ficción (porque sinón sería ensayu o crónica periodística) cuntanos una historia a medies ente la vida y la imaxinación. Guerra y paz podría ser un tópicu exemplu, pero hai otros munchos y dalgún d’ellos que cinca a la realidad española más de cerca. Asina, pal que quiera conocer cómo se desendolcó’l famosu “desastre d’Annual”, y en xeneral la guerra del exercitu español n’África, yo recomendaría-y la novela Imán, de Ramón J. Sender cola seguridá de que diba a tener una visión mui afayaíza de cómo fue aquella llacería a la que nos emburriaron un Rei calamitosu, el miserable Alfonso XIII, unos políticos incapaces y un exércitu decadente. Y en xeneral too eso que se da en llamar “novela histórica” con mayor o menor aciertu, incide dafechamente neso, en cuntanos cachinos de realidá peñeraos pola mano de la lliteratura. O al “resve”, que diría un clásicu de Cimavilla.

Dende esi puntu de vista, de cuntar una realidá más o menos prósima d’una forma lliteraria, enmarco yo la novela de Xuan Xosé Sánchez Vicente Bajo el acueducto. Y daveres que nesti casu lo que se nos cunta cíncanos mui de cerca a los xixoneses y a los asturianos en xeneral, porque’l tema central de la historia, l’únicu diría yo, son los famosos socesos del astilleru Naval Xixón. Unos socesos que s’espurrieron a lo llargo dellos años y que tuvieron una incidencia pergrande na ciudá xixonesa. Barricaes, cortes de carreteres, disparos de tornillería y otres armes caseres, y cargues policiales con gases incluyíos. Too ello, como fue lo de Crady, lo d’Ike, o lo d’Obrerol, por citar otros conflictos xixoneses de la dómina, abrió una resquiebra nun sólo na sociedá xixonesa, sinón ente los propios partíos y sindicatos que nun siempre tuvieron d’alcuerdu na solución de los problemes.

Con esti caldu de cultivu, l’escritor xixonés mete les tisories hasta’l fondu pa cuntanos, de mano del protagonista deXuan Xosé Sánchez Vicente la so novela, Luis, un comprometíu políticu y sindicalista, pero sobre too una persona qu’intenta caltenese independiente, cómo son les entreteles de partíos y sindicatos, colos sos pautos y ambiciones, munches veces al marxe de la xente que daveres ta lluchando por meyorar les coses, por intentar solucionales. Poro, los enfrentamientos de Luis colos sos collacios nun van facese esperar. Unos enfrentamientos nos que les organizaciones siempre lleven ventaxa sobre l’individuu.

Pero na novela pasen munches coses más. Y ye que, tres los conflictos, na parte d’atrás de la noticia, na retaguardia de tanta llucha y tanta violencia, viven otres persones que tamién sufren lo que ta pasando: les pareyes de los lluchadores, les muyeres y los fíos de los qu’enllacen trabayu, reuniones, actividaes sindicales y polítiques, llucha de barriu… y lleguen tarde, cansos y, en munches ocasiones, con dalguna copa de más. Unes víctimes de la situación y, al tiempu, unes víctimes de los protagonistes d’esa situación.

Nun quiero –nin puedo- desendolcar más l’argumentu, pero abúltame que colo dicho ya puen los llectores facese una idea de qué va la novela. Una novela valiente, bien escrita, con un final duru y que guarda un pequeñu xuegu lliterariu mui prestosu. Un rellatu, pues, que va a pasar por drechu propiu a formar parte d’esa “hemeroteca lliteraria” de la que, los que nun vivieron aquellos abegosos díes, podrán echar mano pa enterase d’ellos, al tiempu qu’esfrutarán lleendo una historia de ficción bien cuntada.