close
Bajo los vientos de Neptuno

Bajo los vientos de Neptuno

2019-07-18164Visitas

Tengo de dicir, con pésame y contrición, que nunca nun lleere nada de la famosa autora francesa Fred Vargas. Cuando l’añu pasáu ganó’l premiu Princesa d’Asturies de les Artes, púnxela en cola de llectura pero, la verdá, ensin muncha gana de meteme con ella. Igual porque tuvo’l mal detalle de nun venir a recoyelu pese a vivir a cuatro pasos d’equí. Seguro que tenía dalguna sida pa ello, anque a min nada me dixo (ye broma). El casu fue qu’esti día, depués d’andar olivando un poco perehí, garré esta novela que da títulu al espaciu y enfotéme na so llectura. ¡Qué babayu fui! ¡Cuántu tiempu perdíu!

«Bajo los vientos de Neptuno» ye una buenísima novela negra. Perdón, ye una buenísima novela, a seques. Con una aición intensa que va a más constantemente. Abeyen per ella una serie de personaxes, principales y secundarios, maxistralmente dibuxaos, que faen de la llectura lo que siempre hai que pidir a un llibru: que seya fonte de placer.  Y ye que dende’l propiu títulu too tien sentíu, arriendes de que a Fred Vargas présta-y pola vida xugar a la metáfora. Sábese que n’atmósfera de Neptuno, la velocidá del vientu ye la mayor del sistema solar. Un vientu que ta alimentáu poles propies corrientes de calor internu. Pero Neptuno son tamién el del tridente, el rei de mares y profundidaes, y l’asesín en serie que va buscando l’inspector Adamsberg, de la policía francesa, y que mata a les sos victimes… con un tridente. Adamsberg va a necesitar eses corrientes, esos “flujos” del so propiu interior, afitaos en dalgo que-y pasó na infancia, pa poder lluchar escontra los vientos que Neptuno va semando.

L’aición trescurre a medies ente París y Quebec y l’inspector francés, persona contradictoria y con un pasáu que lu marca, va a afayar l’ayuda d’otros personaxes qu’apaecen na novela p’arriquecer la narración, actuando con una coherencia exemplar: la so amiga y compañera, la policía gordina, un personaxe guapísimu y potente. El so segundu nel mandu, home cultu y trabayador. El pantasmagóricu xuez Fulgence… Too na novela funciona, calteniendo l’interés hasta la última páxina. Lo que dixi: una pena nun descubrir primero a esta interesante escritora. Lo bueno de los llibros ye que siempre tán ehí pa poder volver sobre ellos, cosa que seguro que faré. Recomendada dafechu.

“Los vientos de Neptuno”

Fred Vargas

Siruela.