close
El Club de llectura de Turón

El Club de llectura de Turón

Esti día, por invitación del amigu Ánxel Ávarez Llano, desplacéme hasta Turón invitáu a participar nun “Alcuentru con autores”, nel Atenéu d’esa llocalidá. Elli esiste un Club de Llectura que quixo lleer la mio novela “La vida de siempre” y comentala llueu conmigo. La tertulia del Club de Llectura tuvo compuesta toa por muyeres, muncho más participatives que los paisanos en cuasi toles actividaes culturales y, sobremanera, na lliteratura.

La cosa resultóme mui prestosa porque’l grupu de muyeres, toes más o menos de la mio edá, o sea moces, yeren persones mui vitales, con inquietúes y un espíritu positivu ante la vida. Sabía por Ánxel que son xente lluchadora, que lo pasó mui mal na época franquista y qu’entá güei s’esfuercien por unes condiciones de vida meyores. La novela encartió pa comentar les llaceries d’estes sociedaes, que paecen civilizaes, pero que caltienen unes llácares, unos cáncanos que les faen tar corrompíes y ensin moral. La prostitución, el tratu a los inmigrantes, les persones como mercancíes… “La vida de siempre” fue un bon motivu pa falucar sobre munches otres coses.

Asina pues, munches gracies a Ánxel por convidame a dir y a toles moces (creo que tamién hai dalgún paisanu qu’ayer nun pudo dir) del Club de Llectura de Turón.  Y por dicime que-yos prestó muncho la novela, cosa que pa un autor ye siempre afalagador. Un abrazu pa toes y alantre con esa República Independiente de Turón, que ye una idea símpatica, como toles utopíes.