close
«Ex libris»

«Ex libris»

2009-03-03549Visitas

Titulu: «La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina»     portada_chica_interior1

Autor: Stieg Larsson

Traducción: Martin Lexell/ Juan José Ortega Román

Ediciones Destino. Colec. Áncora y Delfín, 1137

Ún llega a la última páxina del llibru, la 749, y diz: ¡Coime, non, nun pue acabar equí, quiero más páxines! Y depués d’un cachu de ver que, n’efeutu, nun hai más páxines, enfurruñáu como un guah.e al que se-y quita’l xuguete, zarra’l llibru rezando por que llegue aína esa tercera parte que nalgún afortunáu país ya tienen. Nun fai falta dicir, pues, que la novela me prestó.

Toi falando de la segunda entrega d’una triloxía que lleva’l títulu xenéricu de Millenium, firmada pol desafortunáu escritor suecu Stieg Larsson. Desafortunáu porque, a los cincuenta años, y ensin poder ser testigu del ésitu internacional de la so obra, falleció d’un ataque al corazón. Seguramente nin el mesmu esperaba dichu ésitu, anque les sos noveles tienen tolos condimentos necesarios p’algamar el trunfu.

Lleí Los hombres que no amaban a las mujeres, primer parte de la triloxía, va unos meses y me prestó. Con un argumentu con basa económica, una complicada trama d’estafes financieres (paez que suena ¿non?), van apaeciendo una riestra de crímenes y esapaiciones que cinquen a les interioridaes d’una poderosa familia, mui poco «modélica». Novela entretenida, anque dalgunes partes son un poco discursives y enrevesaes. Pero yá queda llantao nella lo meyor que tien esti autor y que llueu va a desendolcar na segunda de les noveles: el diseñu de los personaxes. Los dos protagonistes de la hestoria, un periodista cuarentón, cultu, intelixente y «guaperes», y una moza de 26 «tacos», flaca, cuasi anoréxica, asocial, hacker, superllista y con abondos problemes siquiátricos, formen una pareya d’investigadores perfeuta. Lo que llueu surde ente ellos, tamién ye interesante.

Lo curioso del casu ye que dambos mocinos (meyor, mocín y mocina), Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander, tán relacionaos coles noveles d’esa otra gran escritora de lliteratura infantil y xuvenil que fue Astrid Lindgren. El, col famosu Superdetective Kalle Blomkvist y ella, naturalmente, con Pippa Medies Llargues, la famosa «heroína» de la serie de les noves de Lindgren y de la conocida serie televisiva. Ella ye, según cunta l’autor nuna entrevista, como el se imaxinaría que fuere Pippa un poco más mayor: feminista, asocial, anarquista, individualista, rompedora de calces establecíos y capaz de defendese encesamente, pese al so feble aspeutu físicu.

Na novela qu’acabo lleer, ye ella escontra’l mundu. Y, claro, gana ella. Entemedies d’una investigación de «trata de muyeres» veníes de paises del Este, de tres asesinatos, de la intervención de la equivalente militar de la KGB, de la policía secreta sueca, de l’actuación d’unos «ánxeles del infiernu» motorizaos y d’unos policíes desorientaos, Lisbeth/ Pippa llévanos cola llingua fuera, d’un llau pa otru y de sorpresa en sorpresa. Mientres Mikael Kalle Blomkvist, corre tres d’ella, intentando aidala, pero aportando siempre tarde.

Novela que recomendaría a los amantes del xéneru negru, de la novela policial, de les hestories d’aventures, del boxeo, de les rellaciones escandaloses y de nun sé cuantes coses más que desfilen rápidamente pol llibru. A los demás, nun-yos la recomiendo. Podríen aficionase.