close
“La Retornada”

“La Retornada”

Hai una mala costume por parte de los editores, que non por estendida me molesta menos, que ye la d’enllenar los llibros que publiquen de cites allabancioses, tanto nes solapes como na contraportada, al rodiu del llibru que vas a empezar a lleer. Yá me cafiaben bastante los resúmenes que ponien al final, cuntándote una versión del argumentu que munches veces nada tenía que ver colo que llueu tú interpretabes, condicionándote la visión del mésmu. Seguro que pa destacar determinaos aspeutos de moda o que camienten que puen ser más “vendibles” pal públicu llector. Vieno llueu esa tirina de papel qu’arrodia la portada, onde yá, con tou descaru, citen a xente presumiblemente famosa o conocida, con xuicios entusiastas sobre’l llibru que tienes nes manes. Y agora, yá rematen colo que yo denuncio al empiezu, d’enllenar solapes y contraportaes de frasecines allabancioses pa la llectura que vas a entamar. Como si fueren parte mesma del llibru. Dientro poco van ponelo como un prólogu de llectura obligatoria.

Digo too esto porque acabo terminar una novela que merqué por una serie factores que m’interesaben, pero que me repuna abondo que venga “tatuada” per delantre y per detrás con opiniones desaxeraes del tipu: “Me ha conmovido”. “Te embruja con su encanto hasta la última página” o “Una escritura febril y poderosa”, por citar namás unes poques d’eses opiniones que naide pidió. Porque, amás, “La Retornada”, ye una novelina cenciella como la vida mesma y ensin más trescendencia, lliteraria y humana, que la de muches d’eses histories de adolescentes que, en pocu tiempu, tienen que madurar. Nin más, nin menos.

Lo primero que destaca de la novela de la italiana Donatella Di Pietrantonio ye que tien una traducción bastante mala. Con frases incoherentes y otres nun castellanu macarrónicu. Ensin conocer l’orixinal italianu, la so llectura “rincha” abondo. Y en cuantes a la historia en sí, tien un primer planteamientu interesante: una rapaza de 13 años que, de sópitu, entérase que la familia cola que vive felizmente nun ye la suya real y que, amás, va a ser devuelta a la so madre biolóxica. Los motivos polos que ye devuelta, y el so encaxe nuna familia de clas humilde que comparte con otros hermanos que nun conocía, ye l’argumentu del que trata esta “retornada”, que d’ehí vien el nome del so títulu.

Y ye verdá que’l cambiu d’ambiente ye notoriu, pero non tanto como pa que llegue a danos muncha pena, porque a nun ser un hermanu que paez un poco faltosu, el restu la familia ye más o menos como una familia trabayadora cualquiera, ya inclusive so madre biolóxica, que paez un poco indiferente, termina cayéndonos meyor (polo menos a min) que la otra que, al paecer, dába-y una vida con más posibilidaes. Asina qu’esta especie de destierru temporal nun algama nengún dramatismu, más que’l de dalguna perda física qu’afeuta a la neña d’un mou especial. Too pa llegar a un final bastante planu que tampoco supón nengún méritu por parte la Pietrantonio como pa llanzar tantes campanes al vuelu. Hai histories d’iniciación na lliteratura xuvenil y na d’adultos, bastante meyores qu’esta “retornada” que me pasó ensin pena nin gloria.

“La Retornada”
Donatella Di Pietrantonio
Duomo Ediciones