close
Llectures de branu

Llectures de branu

2016-08-25559Visitas

La sombra de la sirenaNun sé si hai unes noveles propies pa lleer nel branu o ye que l’ánimu del llector lu emburria a escoyer determinaos llibros d’esos d’usar y tirar, dicho ello col másimu respetu pa los autores y los editores, porque’l fechu d’escribir y editar ye una cosa mui seria y de munchu méritu, seya cual fuere’l conteníu de la obra. Refiérome, pues, a eses noveles que sabes que nun van dexar güelga nel to maxín, que lo único que busques nelles ye un cachu d’entretenimientu, una pura distraición lo cuál, dicho de pasu, nun ye tampoco un oxetivu menor. Y pa que se vea que nun quiero minusvalorar a naide añadiré que, durante años, una de les mios llectures favorites pel branu yeren les noveles de doña Agatha Christie: cuasi naide al aparatu.

Diches, pues, toles disculpes al casu, aterrizaré diciendo qu’acabo finar La sombra de la sirena, novela escrita pola autora sueca Camilla Läckberg y que ye, polo que compruebo al final del llibru, una mui reputada escritora de novela negra, con una riestra d’obres publicaes nel nuestru país, la primera de les cuales lleva por nome La princesa de hielo, autora de la qu’esti qu’escribe nun tuviere’l gustu de lleer nada hasta esti momentu.  Y ye que’n lliteratura tamién esisten les modes, y una de les últimes ye la de los escritores nórdicos que-yos da por escribir esti tipu de llibros de crímenes ya investigaciones con, amás, bastante “truculencia”. El primeru fue, claro, el gran Henning Mankell y los que vinieron depués fíos putativos suyos que nun-y llegaron a los calcaños, dicho seya col mayor de los respetos.

Resultóme entretenida la llectura de la novela de doña Camilla, con unaLackberg trama bien encadarmada y axilidá narrativa que llogra pente medies de capitulinos curtios y abondos diálogos, al tiempo que los personaxes, una vuelta familiarizáu colos impronunciables nomes, tán bien dibuxaos ya interrelacionen prestosamente. Funciona bien, tamién, l’asuntu de la intriga que l’autora  va dosificando pasu ente pasu, dando unes informaciones con cuentagotes anque un, que ye perru vieyu nestes zunes, va un poco per delantre d’unos policíes agotaos pola carga de trabayu. Paez imposible tratándose d’un pueblín pequeñu nel que nunca nun pasa nada, pero asina ye la cosa. Conozse que tienen el llistón del trabayu un poco baxu.

Y la novela pudiere tener un pasable “vistu bonu” si nun llega a ser por un final impresentable, copia de la copia de noveles y películas mil veces vistes, encabezaes pola espléndida Psicosis del maestru Hicthcock, que nun sé si fue la primera pero si la más reconocida y allabada. A esti altor de la película, nunca meyor dicho, nun podemos tragar con unes desplicaciones siquiátriques que se presenten como orixinales cuando tán más vistes que’l TBO.

Asina que, vamos dexar la novela dientro d’esi xéneru del que falé al principiu, de “llectura de branu”, o seya de les que una vez lleída nun t’ocupa más espaciu nel maxín. Otra vez será, amiga Camilla.