close
Lurdes, nun nos digas adios

Lurdes, nun nos digas adios

Yo, como Lurdes Álvarez, tamién quiero anular dalgún adiós, por exemplu, el suyu. Sé que nun va ser asina, cuido que la gran escritora va siguir ufiertándonos coses tan guapes como hasta agora pero quiero, amás, que nun tarde tanto. En fin, empezaré pol principiu como tien de ser. Presentóse esti día en Xixón l’últimu poemariu de Lurdes Álvarez, “P’anular los adioses”. Y fízolo nuna pequeña/ gran llibrería que tengo enfrente la mio casa que se llama “La librería de bolsillo”. Ye cualquier cosa menos eso, porque Valen, el propietariu, al igual que Rafa el de “La buena letra” y otros esforciaos llibreros, nun sólo vende cultura sinón que tamién “fai” cultura. Un llugar pa que tengáis en cuenta y vos deis una revolada perequí (conste que nun tengo comisión, eh). Pero bueno, ya me perdí otra vegada.

Dicía que nesi marcu, arrodiaos por buenos llibros, presentó Lurdines el suyu. El llabor d’introductor fízolu Jose Luis Rendueles que comentó aspeutos interesantes de la poesía de l’autora, aparándose nel fechu de que diben once años dende la so anterior publicación. Ello amuesa’l cuidáu y la llaboriosidá de Lurdes que revisa caún de los versos, ca una de les pallabres hasta atopar la que realmente espresa lo qu’ella quier dicir, del mou más adecuáu.

Intervieno llueu la mierense (nun sé cómo se llamen los d’Urbiés) que xustificó tantu tiempu de silenciu. Les especiales circunstancies personales y familiares, y una nunca vencida inseguridá a la hora escribir, xunto con esa “pulcritú” de la so poesía, ficieron pasar los años ensin obra nueva. En cualquier casu ella resaltó qu’esti poemariu ye un pasu más, quiciás l’últimu, dientro d’un estil y una forma de comunicar que pal futuru quier camudar. Asina, “P’anular los adioses” pue ser el final d’una etapa que dea pasu a una nueva forma espresión de l’autora, anque nun quixo -seguro que nin sabe- dicinos peronde va dir la so poesía nel futuru. Peronde quiera que vaya será, de xuro, de la mesma calidá que lo que tien fecho hasta agora.

Y ye que la poesía de Lurdes, embaxo esa aparencia de cenciellez, cuasi de “candor”, tien una sabia ellaboración na que nun falta nin sobra nada. Nin una coma. Ye, amás, una poesía que llega direutamente al corazón, cuasi ensin pasar pol celebru. O pasando d’un mou tal que lo qu’importa nun ye tanto lo que te cuenta, como la forma en que lo fai: “A la vuelta la vida/ rasga la pena llarga”. Los versos métensete no más fondo los tos sentimientos porque sientes que tú tamién tuviesti una pena llarga, a la vuelta la vida. Y sientes lo mesmo que pudo sentir l’autora, anque fuere por causes distintes.  Lurdes ye, xunto a dalgunes otres voces de muyer (María Teresa González, Concha Quintana, Ángeles Carbajal…) una persona capaz de conmoveme, d’emocioname hasta’l puntu que, cuando finó l’actu, hubo un silenciu que naide quería fender con entrugues a l’autora (fízolo, claro, David Rivas p’afirmar la so almiración pola poeta) En fin, un guapísimu actu, protagonizáu por una persona a la qu’hai que desixi-y (si ye que pue falase asina) que nun nos tenga tantu tiempu güerfanos de la so poesía. Asturies y yo necesitámoslo, señora.

A LA ESPERA
-Dime cuándo vuelves,
cuándo vas volver, mama,
(cuasi desesperada repetía
cuando nos despedíemos).

Magar caduque la edá
de la impaciencia, madre,
¿tienes pensao volver?

“P’anular los adioses”
Lourdes Álvarez
Ed. Trea
2018