close
Munches hores y muncha memoria

Munches hores y muncha memoria

Invitacion_De les hores_XixonTuvimos esti día na presentación/recital de la cabera (que non la última, como bien dixo l’autor) obra del escritor Xuan Xosé Sánchez Vicente: un poemariu tituláu “De les hores y les memories“, publicáu impecablemente pola editorial Trabe na so coleición “Pontiga”. Y llámolo presentación/recital porque Sánchez Vicente, con mui bon criteriu creo yo, pasó de rollos teóricos o metafísicos (la poesía préstase muncho a ello) pa enfrascase y enfrascanos na llectura d’una seleición de poemes del llibru que falaron por él meyor que cualquier discursu. Fue una llectura emocionada y, poro, emocionante pa los qu’ellí tábemos, non en vano Xuan Xosé ye un de los meyores recitadores de poesía, nun sólo de los poemes propios, sinón tamién de los ayenos. Cada poema fue acompañáu, y eso sí tien interés y sentíu, d’una pequeña desplicación del so conteníu y del orixe del mesmu, munchos d’ellos con apoyatura de poetes clásicos o modernos, de los que garra un pequeñu pie, una fras, un versu, pa encadarmar llueu un poema personal ya intransferible. Creo que tanto l’autor como’l públicu asistente permanecíemos mui a gustu nel guapu marcu de la llibrería “La buena letra”, pues lo que diba ser la llectura de namái unos pocos poemes, terminó siendo tou un recital que recoyó bona parte del total del poemariu.

El poemariu tien tres partes: una primera que ye un paséu peles distintes hores del día (riscar, primeres hores, meyudía y siesta, tardina y nueche), cauna coles sos estremaes lluces y sensibilidaes. Una segunda amorosa, titulada “Acasu amor”, y una postrera (“Hestoria y memoria”) de recordatoriu y señaldá cola que fina’l  llibru. Como esto de la poesía ye mui personal, nun quiero influyir nos futuros llectores dando una opinión propia. Creo que’l descubrimientu individual ye lo meyor que se pue recomendar de la llectura d’un poemariu. En cualquier casu, amiesto darréu un prestosu sonetu, más porque’l so tamañu ye afayaízu pal blogue que por un petite de gustu personal. Anque, claro, ésti gústame muncho. Que vos preste tamién a vosotros y norabona, como procede, al autor, que de xuro-y dedicó a esti llibru munches hores y muncha memoria.

POMAR COLA LLUZ TEMPRANO

Marea viva en verde al cabu mayu
que maticen los brotos col so rosa,
les solombres del sol y, cuando posa,
la tresparente gota del orbayu.

Ayer fuiste ñevada d’esperanza
en frutu ciertu; enantes, llarga espera
-cañes espíes, pícala valera-
del renacer vernal y l’abondanza.

Mañana vas a ser gustu y arume
dormíos na mazana, y más tarde
ambarina delicia nel so zume.

Nun t’aseñarde’l pasáu nin, cobarde,
temias el nuevu iviernu y la so llume:
la eternidá nesti presente arde.