close
Pachín de Melás

Pachín de Melás

2012-03-22Pachín de Melás701Visitas

pachindemelasTuvi esti xueves, día 22, nel funeral d’Enriqueta Robles,  la fía de don Emilio Robles Muñiz (a) Pachín de Melás. Fui, xunto con Urbano Rodríguez, en representación de l’Academia de la Llingua Asturiana y, tamién, a títulu personal, si ye qu’ún pue dixebrase en dos, como’l famosu personaxe d’ Italo Calvino, El vizconde demediado, al qu’un cañonazu lu partió pela metada y cauna de les dos partes andaba perehí, al so aire. Y ye que, nesti casu, prestábame dir a esti actu polo que l’autor xixonés supunxo pa la llingua asturiana. Una llingua qu’él amó, prauticó dafechu y hasta-y sirvió pa empeñase económicamente por mor d’esi cariñu.

Nun fue Pachín un autor esquisitu, d’esos que dexen güelga pola so gran calidá lliteraria. Fue, más bien, un trabayador de la llingua y de la lliteratura. Un paisano qu’escribió muncho y que tocó cuasi tolos xéneros lliterarios: la comedia, la zarzuela, el diálogu, el monólogu, la poesía y el cuentu. Y hasta fizo l’esperimentu d’una novela, El gaiteru de Fonfría, con testu en castellán y diálogos n’asturianu. Nun contentu con eso, metióse Emilio Robles n’otros entamos culturales, como la revista Alma Asturiana, la Biblioteca de escritores asturianos, o la coleición La novela asturiana, popularizando la obra d’autores como Xuan María Acebal, Antón de Marirreguera o Xosé Caveda… 

La so vida personal, al marxe de la lliteratura, quedó marcada pola so militancia en pro de la clas trabayadora, a la que pertenecía, y a la que defendió tamién n’artículos periodísticos. El que fue Cronista Oficial de Xixón, don Patricio Adúriz, tien una mui interesante biografía d’Emilio Robles, con una pequeña antoloxía de la so obra, pal que quiera adientrase más na figura d’esti imprescindible autor xixonés, al que podríemos poner como exemplu d’amor y trabayu en porgüeyu de la llingua y de la cultura asturianes. Morrió na cárcel del Coto, nel añu 1938, a ónde lu llevaren presu los fascistes al poco d’entrar en Xixón.

Prestábame finar con dalgún poema suyu o dedicáu a él, y voi facelo con dalgo poco conocío. Pachín de Melás organizó un gran festival a la memoria de Pepín de Pría, al qu’almiraba y que, al so xuiciu, taba abondo maltratáu pola sociedá asturiana (¡qué raro!) . Esti actu cellebróse nel Teatru Dindurra embaxo’l lema Arte y Amistá. Y n’él lleéronse poemes y collaboraciones empobinaos al recordáu poeta llaniscu y al propiu entamador del actu. Asina pues, zarro estes pequeñes notes con un curiosu sonetu, escritu por Luis Areces, del que nun tenemos munchos datos (polo menos yo):

Non sé que tó decite, lin del alma,
qu’al decir homenaxe, bien goliera,
si ofrendate de xoyes una palma,
si de roses texete una montera.

Sé decite, Pachín, que yes un santu,
que’l sofrir del axenu t’atristaya
y enxugando gorgocies, sin espantu,
les llárimes del probe: ¡bona estaya!

Bonu yes, pos trabayes, xusticieru,
pel cantor de les brises na quintana,
y el galán qu’alboroza mañaneru,

y la neña melguera, so la ería,
y les xanes fermoses, na fontana,
pel poeta d’Asturies, Pin de Pría.