close
¿De qué s’estrañen?

¿De qué s’estrañen?

2009-03-15economía1258Visitas

Anda’l personal un muncho revueltu por mor d’un informe de la Fundación de Caxes d’Aforru, nel que se diz dalgo que yá toos sabíemos dende va tiempu: que tamos a la cola de les diecisiete comunidaes que componen el puzle del Estáu Español. Somos los que menos medramos, los de más baxa tasa d’actividá y los últimos de toos en productividá. Esos son los datos, por más que la FSA y el Gobiernín, cola axuda de los grupos mediáticos que s’encarguen de cantar les sos escelencies, quieran siguir engañándonos.

Pero ¿quién nun sabía esto dende va munchu tiempu? ¿Por qué hai qu’esperar a que tengan que venir de fuera pa dicinos lo que nosotros vemos tolos díes? Un par de veces a la selmana, voi a nadar al Club Natación Santa Olaya y, de camín, paso per una zona que, nun hai muncho, taba enllena de tallerinos, de pequeñes empreses, de fabriquines que, como una sangría, fueron migayín a migayu zarrando. Los astilleros, antiguu arguyu de la ciudá (llegó a haber cinco), tan dando les caberes voquiaes. La Camocha va a quedar como una reliquia pa turistes. El comerciu de tola vida, esi comerciu de nomes tradicionales de Xixón que «facíen ciudá» , ta esapaeciendo, fagocitáu por eses grandes superficies que lleven les perres pa otru llau… Pa qué siguir. Y mientres too esto asocedía, nun se ufiertó nenguna alternativa seria a esos cierres, a toa esa perda de puestos de trabayu. El turismu y lo rellacionao cola folganza, esa ye la receta, porque nin siquier l’actividá rural, que tamién xeneraba trabayu y ocupación, se caltién en pie.astilleros2711medi

Pero esa FSA y esi Gobiernín, a los qu’acaben de da-yos un bon tirón d’oreyes esos recientes informes económicos, nun dan tampoco una a dereches n’otru tipu de polítiques, como por exemplu les culturales. Con un prerrománicu abandonáu, un patrimoniu etnográficu en víes d’estinción, una llingua desprotexía, un mediu ambiente del que pasen olimpicamente… repito ¿pa qué siguir?

Y lo peor de too nun ye lo mal que lo tán faciendo, que yá tien delitu, sinón l’aire de «chulería» y prepotencia qu’asumen. El portavoz de la FSA (un incisu: en toles comunidaes, les antigües federaciones pasaron a llamase «Partíu», talo que’l Partíu Socialista Catalán, el Gallegu, el Vascu, hasta l’antigua Federación Socialista Madrileña ye agora Partíu Socialista Madrileñu, menos equí. ¿Conservadores de les esencies pures españolistes? ¿Requexu ultramontanu de resistencia? Fin del incisu) esi tal Fernando Lastra, cuando-y concedieron merecidísimamente la «madreñona de purpurina» por enemigu de la llingua, comentó qu’esperaba siguir faciendo méritos pa repitir (!). Y l’otru día na radio (sentilo na SER de Xixón) decía qu’él yera muy consecuente, que la llingua nunca diba a ser oficial. Habrá que-y dicir a esi paisanu que la consecuencia, por sí sola, nun ye nengún valor, dependerá de a qué causa se seya consecuente. Por exemplu, Hitler, fue mui consecuente col so pensamientu. Lo que pasa ye que’l so pensamientu yera’l d’un bárbaru. L’exemplu ye, loxicamente, una estrapolación.

Asina que, a toos esos qu’agora s’estrañen y espatuxen al rodiu del informe de la Funcas, y que posiblemente son los mesmos que-yos echen el votu na urna, habría que-yos dicir: ¿De qué t’estrañes, ho? Y, darréu: ¿Y pa qué los sigues votando, calamidá? ¿Ye que se puen facer les coses peor?