close
¡Coime, Antonio, eso nun se fai! (Na muerte de Forges)

¡Coime, Antonio, eso nun se fai! (Na muerte de Forges)

2018-02-22Antonio FranguasForges385Visitas

Cómo se t’ocurre morrer agora, cola edá d’un neñu y la visión del mundu d’un revolucionariu del 68. Eso nun se fai, Antonio. Porque, ves, déxesnos mui solinos, en manes d’esos empresarios-tiburones que tan bien dibuxabes, y d’esos políticos desnortiaos que nun tienen dos deos de frente, y d’esos matrimonios (a él llamábeslu Vicente munches veces) onde, ensin nengún feminismu de moqueta, él miraba’l fútbol na tele mientres ella lleía un llibru.  Tú fuisti, a lo llargo munchu tiempu, la mio guía política. Cuando había un problema que nun entendía, o nun sabía posicioname, lleía el to chiste-editorial y yá sabía de qué parte poneme. Allegrábesme aquella dómina triste de la Dictadura, cuando l’humor yera una de les formes de combatila: tú, Chumy Chumez, Gila, Perich… fuisteis la frontera, y dexásteis en ridículu a toa aquella parafernalia franquista que nos invadía. Pero llueu, cuando llegó eso que llamen la Democracia, nun te vendiste por 20 monedes (¿o yeren 40?) al nuevu poder. Siguiste col rotring en ristre sacando punta a lo que se facía, enanchando les contradicciones del sistema, criticando, con bon humor y caballerosidá aquelles coses que nun te gustaben. Cuando agora se faen eses crítiques faltones, enllenes d’insultos y descalificaciones, d’amenaces y malos moos, siempre miraba pa los tos recuadros y pensaba: ¡Qué diferencia hai ente un señor y un patán, por munchos estudios que tenga! Bueno, Antonio Fraguas, el Forges. Pues eso, que m’allegraste un cachín de la mio vida, al tiempu que me facíes pensar. ¡Qué suerte van tener agora los del cielu! ¡Van pasalo bomba!
(Semeya: David Airob)