close
Covadonga: ¿Tres aniversarios xuntos?

Covadonga: ¿Tres aniversarios xuntos?


Nesti añu de 2018 tán celebrándose n’Asturies tres aniversarios al rodiu del tema de Covadonga, con mui estremada valoración: En primer llugar, la importantísima efemérides de los 1300 años del aniciu del Reinu d’Asturies, con tolo qu’esto supón: Una dómina de florecimientu y asentamientu d’una comunidá humana, que fue a ver xorrecer un arte (l’arte asturianu), una política y unes pautes sociales, primero dientro de les sos actuales llendes naturales, y depués con una espansión fuera d’elles qu’algamó gran parte de la Península Ibérica. Ésti ye un fechu d’importancia tala que, por sí solu, merecería tola atención de los asturianos y asturianes d’anguaño, encabezaos pol Gobiernu del Principáu y tolos partíos políticos.

Xunto a ello, pero a miríades de distancia, queden otros dos fechos que cinquen a Covadonga y que coinciden nesti 2018 con sendos aniversarios: El primer centenariu de la coronación de la Virxen de Covadonga, pol Papa Benedicto XV, en 1918. Y la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, nesi mesmu añu. O seya, una efeméride relixosa, colo que los non relixosos nun tienen nada que celebrar y otra, un más, anque’l primeru, de los espacios naturales protexíos qu’hai n’España, lo cuál ye de xusticia polos méritos qu’atopa esti espaciu nuestru. En cualquier casu, como pue deducise, nada que ver cola importancia política y social del primeru de toos que, repito, debió separtase de los otros y celebrase cola grandiosidá que merecería.

Hubo, ensin embargu, un nidiu interés n’amestar les tres cellebraciones pa delir, pa disolver, esi nacimientu del Reinu de los Astures dientro d’una cosa híbrida, xeneralista, pero con tola intención de da-y un matiz relixosu a lo que, en principiu, fue un actu de rebelión político-militar. En pallabres del medievalista Miguel Calleja, “los atropellos de una fuerza de ocupación”. Nun sólo eso, sinón qu’hai tamién un interés grande n’ amosar esi actu como’l nacimientu, non del Reinu d’Asturies, sinón d’una supuesta Reconquista con pretensiones d’unificar dalgo que nunca lo fuere. Esi “Covadonguismu” qu’espeya la fras babaya y grandona de: “Asturies ye España y lo demás tierra conquistada”. O seya, más españoles que naide.

Nesi sen, la interesantisima conferencia del profesor Miguel Calleja, del martes na Feria de Muestres (na que, por cierto, tuvimos poca xente pese al interés del tema) entitulada “Pelayo y Covadonga: La construcción histórica de un mito”, encartió pa esclariar entá más esi asuntu. L’apelación de Covadonga como “cuna de España” ye un fechu tardíu, qu’él asienta nel sieglu XIX. Enantes d’eso, a naide se-y ocurriera facer esi planteamientu. Colos Reinos Hispanos, Covadonga nun tenía sentíu, masque como un santuariu llocal que cincaba namás a los asturianos. En cambiu, yá con Alfonso XIII y políticos como Gil Robles, principia la utilización del mitu del “covadonguismu” y la visita al santuariu en peregrinación. Non digamos yá con Franco y la “Cruzada”. El General paseó la Cruz de la Victoria a cuestes peles cais d’Uviéu nel añu 1942, hasta llevala a la Catedral. España: Una, Grande y Llibre.

Poro, ésti hubiere sido un bon momentu pa celebrar lo que daveres tien dimensión histórica: La creación, va 1300 años, del Reinu d’Asturies, Dalgo d’una importancia inigualada poles demás comunidaes d’esto que güei llamamos España. Pero nin siquier el duldosu títulu de la esposición del Principáu na Feria de Muestres, “El Reino que nació en Asturias”, ye capaz de dir nesi sentíu. ¿A qué Reinu se refier el Principáu? ¿Al d’España…? ¿Al d’Asturies…? Val más dexalo na indefinición, nun vaya a ser que a dalguién se-y ocurra pensar lo que daveres aquello representó: la xénesis de  la identidá  d’ un pueblu que se reconoz como tal.

Nota.- Que la prensa asturiana se faiga ecu, destacándolo como titular, de la divulgación de la Cruz de la Victoria pente medies de Fernando Alonso, esplica’l nivel que tenemos nesti país. Eso fue una “boutade” que l’historiador Miguel Calleja dixo como chancia, nun momentu de la so conferencia. En fin.