close
Dalgo sobre Alberto Cortez

Dalgo sobre Alberto Cortez

2019-04-06Alberto Cortez297Visitas

Pues sí, dalgo tendré d’escribir sobre Alberto Cortez. Nun ye qu’haya obligación de facelo sobre tolos cantantes veteranos que van esapaeciendo, sinón porque Cortez vien a formar parte d’esa memoria musical de l’adolescencia qu’un (o sea, yo) va acoricando. Y ye que, amás, al cantante arxentinu vilu cantar n’ «El Jardín» debió ser allá pol añu 1964. Falo de memoria. Lo que sí recuerdo ye que na carrera d’Alberto Cortez hubo como dos etapes. Una primera con canciones populares, voi llamar, discotequeres. Aquelles de La minifalda, Sucu-Sucu, o el Vagabundo, ente otres. Y de sópitu, un día dixo que cambiaba, y cambió. Y entamó otra etapa de canciones, voi llamar, «series». La puesta n’escena fue un programa d’aquella televisión en blanco y negro, que presentaba un catalán de cuyu nome nun soi a alcordame pero qu’igual yera Federico Gallo. Y la primer canción yera esa tan guapa de «Sombras», de Carlos Brito, que voi poner al final pa que la recordéis. Y con ella dellos poemes de Neruda, la guapísima «En un rincón del alma», etc. etc. Dende ehí, hasta esti final qu’acaba asoceder y que nos dexa un migayín señaldosos. Cantaba bien, Alberto Cortez y, amás, paecía bona xente. Bueno, pues eso, que llamento la so muerte y que lu recuerdo, anque a min, naquella tarde-nueche d’ «El Jardín», tocóme participar de la so primer etapa. Descanse en paz don Alberto.