close
¿De qué Xovellanos falen?

¿De qué Xovellanos falen?

2014-08-076 d'agostuXovellanos414Visitas

XovellanosComo tolos años, el día 6 d’agostu, fecha na que don Gaspar Melchor de Xovellanos regresó a la so villa natal dende la cárcel mallorquina, festéxase per parte les autoridaes llocales un homenaxe al «prócer» xixonés nel que se fala de reeditar el so pensamientu, siempres d’actualidá. Ta bien. Qué menos pa tan importante figura asturiana, española ya internacional. Pero a la hora del resurdir del so pensamientu paez que siempres s’escaecen de dalgunes coses que pa elli fueron mui importantes. Una, por exemplu, la llingua asturiana, qu’él falaba y escribía con soltura y cola que trabayó abondamente en datos gramaticales, toponímicos, lléxicos y sociales, pues como yera sabido un de los sos oxetivos yera la creación d’una Academia y d’un Diccionaru asturianos. Nunca nun se recuerda esti importante aspeutu del pensamientu del ilustráu, ¿será que nun lu conocen o será que-yos manca’l tema?

Per otru llau, fálase del «patriotismu» de don Gaspar y ello ye asina, pero quiero recordar que Xovellanos yera, penriba de too, patriota asturianu. Asina nos lo recuerda don Enrique García-Rendueles cuando diz d’él que fue «el hombre que vivió y murió trabajando por la felicidad de su región y de su pueblo», que consideraba’l más altu destín qu’una persona pue tener. Nun mundu  asturianu onde tolo de fuera paez meyor y refúgase lo de nuestro, y onde los políticos gobiernen con un güeyu (o los dos) mirando pa Madrid, el mensaxe xovellanista debiere tenese más en cuenta y, de xemes en cuando, aplicalu.

Y dende llueu, son incompatibles la so solidez moral col comportamientu enllenu de corrupteles y amiguismos, nun sólo de los políticos, como se suel dicir, sinón del propiu pueblu pues aquellos nun son sinón un reflexu d’ésti. Y falando d’esa moralidá, y por poner un exemplu de moda, nun se pue casar l’apoyu a una fiesta bárbara como son los toros, según acaba facer l’ayuntamientu de Xixón y la so alcaldesa, colo qu’opinaba Xovellanos a favor de la so prohibición: «Es, pues, claro que el Gobierno ha prohibido justamente este espectáculo, y que cuando acabe de perfeccionar tan saludable designio, aboliendo las  excepciones que aún se toleran, será muy acreedor a la estimación y a los elogios de los buenos y sensatos patricios». Entre los que nun s’alcuentren -amiesto yo- los políticos del ayuntamientu xixonés. De Xovellanos, como de tantes otres coses, fálase, pero nun se toca.