close
Dramáticu interruptus

Dramáticu interruptus

Sorpréndeme con crudeza l’antentáu d’esti día en Barcelona mentanto trataba de filvanar unes pallabres al rodiu de la Feria de Muestes d’esti añu. Una Feria con presencia del asturianu, mui bien tratáu nel Pabellón Municipal de Xixón, con paneles na nuestra llingua y perfeutu tratamientu de la toponimia. Otres vegaes toca criticar, nesta allabanciar. Lo mesmo, anque dalgo menos, nel Pabellón capitalinu, ausente tantos años por una cacicada del amigu Gabinín que siempre nos tuvo un poco nel puntu de mira. Restablecíes les cordiales amistaes, Uviéu mandó una interesante representación al rodiu de personaxes populares de la comedia uvieina. Prestoso.

Pero como dicen los periodistes importantes, l’actualidá manda y llamentablemente los 13 muertos (por agora) de Barcelona imponen muncho. ¿Qué dicir d’esta nueva barrabasada de xente ensin coraes? Pues una primera ocurrencia sería pescanciar qu’esos asesinos nun actúen escontra esti o aquel otru país por coses concretes. Dacuando pudiera pensase: “Non, la bomba en París fue pol tratu que se-yos da a, etc, etc.” O los atentaos de Berlín fueron porque los barrios d’inmigrantes, etc. etc.” Habrá coses qu’influyan, pero la mio opinión ye que los terroristes actúen onde meyor pueden. Onde calculen qu’hai menos vixilancia o puen montar l’operativu con mayor facilidá. Con esto nun quiero dicir, claro, que n’ España nun se vixilara de mou afayadizu esta posibilidá. Yo creo que sí. Pero estos últimos meses presumen les  autoridaes españoles del aumento del turismu por mor de la “tranquilidá” del nuestru país. Ya vemos qu’hai que lo poner ente comines.

Una cosa que me llamó l’atención fueron les declaraciones del Vicepresidente del Gobiernu Catalán, Oriol Junqueras, falando de lo bien que -de magar l’atentáu- se portaron toles instancies catalanes. Dende los funcionarios que suspendieron les vacaciones pa ponese al so serviciu, los Mozos d’Escuadra, los hospitales enllenos de donantes de sangre, etc. etc. Y entrugáu de cómo podía axudase a Barcelona dende fuera, contestó, más o menos, que dexándolos trabayar tranquilos. Seguramente ye too verdá y Barcelona y Cataluña nun necesiten nada de fuera, pero debe ser un casu únicu. El restu paises afeutaos pol terrorismu siempre piden axuda y solidaridá. Quiciás el señor Oriol quería resaltar, nun momentu pocu oportunu, qu’ellos son una nación y nun quieren nada de fuera.

Xunto a eso un gran sinsentíu. Convócase un “gabinente de crisis” por parte del Govern, y otru, paralelu, tamién en Barcelona, por parte del gobiernu y los mandos españoles. ¿Nun sería muncho más coherente y efeutivo facer una sola reunión onde tuvieren toos presentes, pa coordinar temes y axudes? ¿Nun tema que ye de calter internacional, nun sería más llóxico trabayar xuntos, por mal que se lleven? Que nun peque de soberbia’l Govern catalán, porque por muncho que valgan, nestos temes siempre valen más los contautos diplomáticos y de tou tipu que tien España a la hora normalizar y atender una situación que debiere xuninos a toos. En fin, esto ye una pequeña opinión a “esnala pluma”. Llueu, l’actualidá vendrá a confirmar o desmentir. A ver si m’enquivoco.
Nota.- Por respetu a les víctimes nun incluyo imáxenes del atentáu. Ésta del policía ta sacada de “Vertele!”