close
¿El día de qué, ho…?

¿El día de qué, ho…?

2013-09-06Día d'Asturies387Visitas

Bandera d'AsturiesDizse que colos años la xente va «sentando la cabeza». Qu’un faise mayor y aquellos suaños de mocedá, de camudar el mundu y facer grandes coses piérdense a midida que l’inaparable Cronos fai de les suyes, y échanos una carrerina a lo llargo la vida. Siempre gana elli, claro. Pero debe quedar en dalgún llugar del maxín un rescoldu d’aquella rebelión xuvenil qu’apaez cuando menos lo esperes. Igual ye como esi aumentu de la lluz poco enantes d’apagase, o l’últimu emburrión de la clarividencia cuando va venir a visitate’l Doctor Alzheimer. Cualquiera sabe. Faigo esti pequeñu entamu pa dicir que cada vuelta creo menos en bandos y banderes, nin himnos, nin aniversarios, nin Díes de cellebración a fecha fixa. Recuerdo que siempre me paecía mal que, el lloráu Andresín Solar, esi mozu exemplar que se llevó bien ceo la de la gadaña, nun se punxere de pie cuando cantábemos el «Asturies, Patria querida», o nun-y espresare’l menor apreciu a la bandera azul cola cruz mariella: «Son babayaes», avezaba a dicir cuando-y lo comentaba. Y cada vez camiento con más puxu que tenía razón. Nun me conmueve la bandera española, a la que siento como ayena tres 40 años de pasámela pol focicu en nome del Dictador y de tolos crímenes que representó. Nun digamos ya l’Himnu Nacional del «chunta-tachunta-etc.» poles mesmes razones, al marxe de les futboleres que tamién me fadien abondo. Pero tamién tengo dicho que’l nuestru himnu asturianu sigue paeciéndome dafechamente inapropiáu -nun consigo quita-y l’ecu de los borrachos- y que la festividá del 8 Setiembre pa cellebrar el Día d’Asturies ye otra enquivocación.

Too ello nun quita pa que les nuestres autoridaes, los que nos manden, nun debieren facer un esfuerciu pa enllenar a estiDe folixa en folixa día d’un poco más de conteníu políticu. Porque ye la parte relixosa del asuntu la que paez que, en solitario, tien dalgo que festexar. Y dame repeluznu ver cómo’l día de la Patria Asturiana (digo lo de Patria porque vien nel nuestru himnu) ta tracamundiao nuna recatafila d’actos enllenos de medalles de la virxen, de cintes de la virxen, de veles de la virxen, y de los discursos -esos sí políticos- del Monseñor esi de casa su madre que tien un indiz de 10 na escala de los fachas. Mentanto, el gobiernu asturianu, el que nos representa a toos, y el restu los partíos mayoritarios, dediquen el día a dormir la siesta o a xuntase al gallu d’Alberto pa dicir: «Hola, soi el Gobiernu Asturianu y voi de folixa en folixa». ¡Home, un poco dignidá, ho!» ¿Nun hai nada que reivindicar? ¿Nun hai nada que dicir a los asturianos sobre la so historia, la so cultura, la so llingua, les sos señes d’identidá…? ¿Nada sobre’l so futuru como comunidá, dientro d’esi estáu que dicen que va a ser Federal? Dalgo serio, razonao, político podrá dicise nel Día d’Asturies ¿non? En fin, como siempre digo, tenemos lo que merecemos, porque si tenemos a esos paisanos/es ehí onde tán, ye porque los punximos nosotros. Bueno, nun quiero xeneralizar, tendremos otres culpes, pero dalgunos esa nun la tenemos. Que carguen con ella los que la cometieron. Asina que, lo dicho: Feliz día de nada.
P.D. Pero como somos pura contradición, voi aidar a la mio muyer a poner la bandera asturiana nel corredor de casa. Ye lo qu’hai.