close
El Muselón: callen como afogaos

El Muselón: callen como afogaos

2014-04-10El MuselónTini Areces360Visitas

El muselónCuando se plantegó’l tema de l’ampliación del puertu del Musel, nunes dimensiones descomanaes, cuasi toles fuercies vives de Xixón y d’Asturies movilizáronse al so favor. Aquello diba a ser l’acabóse: el meyor puertu del mundu. Diba a salinos gratis, porque la Comunidá Europea soltaba la «pasta gansa» y el restu pagábalu l’Estáu. Asturies namás tenía que poner cuatro perruques de nada, pa tolos beneficios que diba a esfrutar. D’aquella, unos pocos coleutivos ciudadanos y xente particular alvertimos de los pelligros de toa frasca que podíen producise: ecolóxicos y económicos. Nun sirvió de muncho. Home, consiguióse polo menos que, de los tres modelos presentaos pa la so aprobación, se quedaren col menos agresivu de toos, a la escontra de la opinión de don Vicente Álvarez Areces que promovía’l más dañín de los tres.

Construyóse’l monstruu ente los aplausos de políticos, sindicalistes (diba a dar trabayu), patronales d’una cosa y d’otra, periodistes (salvo honroses esceiciones) ya intelixentes prohomes del País. Abasta echar una güeyada a los periódicos de la domina pa ver el clima d’euforia al rodiu de los sos avances. Bien ceo vinieron los problemes y les esmoliciones. El sobrecostu fue brutal -ya’l costu en sí lo yera- y a los asturianos tocónos apochinar. Pero agora, amás, surden nuevos problemes: la Comunidá Europea (la Oficina Antifraude) informa de posibles irregularidaes nesa ampliación y reclama la devolución de les axudes europees (unos 200 millones), y la UTE Dique Torres presenta una demanda civil escontra’l Puertu por 350 millones.

A too esto, el partíu qu’entós gobernaba n’Asturies y en Xixón, el PSOE, y los palmeros qu’alendaron el desaguisáu, callen como afogaos como si la cosa nun fuere con ellos. Y el másimu responsable, xunto colos señores Buendía y Rexach, el señor Areces, continúa apegáu a la so poltrona nel Senáu, ensin dicir qu’aquella boca ye suya. Como nun val dicir que nada nun se dixo, pongo darréu un par de notines asoleyaes nesti mesmu blogue nes feches que van al llau:

EL “MUSELAZU” (26-7-2009).-

Taba más visto que’l tebeo que’l furacu negru del Musel acabábemos pagándolu los asturianos. Primero facíase con fondos europeos, nun diba a costanos nin un euru. LLueu surdió’l “sobrecostu”: Ná, tranquis, si nun lo asumen ellos (teníen que ser fatos) págalo’l Gobiernu de Madrid. Y, coime, resulta qu’agora tenemos que lo pagar nosotros colos presupuestos del Gobiernín. ¡Güeyu! Tamos falando de 300 millones d’euros, unos cincuenta mil millones de pesetes. Y ye que, a lo meyor, de saber que díbemos pagalo nosotros igual preferíemos gastalo n’otra cosa. Amás foi una obra dafechamente innecesaria, como diximos unos cuantos nel momentu de plantegase. Lo importante nun ye’l tamañu, que tamañu yera suficiente, lo importante son los tráficos y la xestión comercial. Asina vamos tener un megapuertu, pagáu coles nuestres perres, pa una actividá mínima. Lo dicho: ¿nun sabrán conxugar el verbu dimitir, ho?

ACABOSE’L “MUSELÓN”, ¿Y AGORA QUÉ? (17-12011).- Tinikamon y Nefertiti-Felgueroso yá tienen la so pirámide construyida. Quedará como un homenaxe al grandonismu del so reináu: Diques de 3,8 kilómetros de llargo y 24 metros d’alto. Una dársena qu’equival a 145 campos de fútbol; una enorme llanada pa empreses y servicios ganada’l mar, de superficie asemeyada; muelles con 27 metros de caláu, onde podríen entrar los mayores barcos del mundu… Y xunto a eso, otra cifra descomanada: los costes y sobre costes entovía ensin axustar, al rodiu de 720 millones d’euros. ¿Y agora qué? ¿Cómo s’enllena eso? ¿Cómo se rentabilicen eses perres? Dalgunos diximos cuando se presentó’l proyeutu que yera dalgo innecesario. Que’l problema del Musel nun yera tanto de tamañu como de xestión. Y que, en tou casu, si se facía, tenía que ser con un ampliu consensu políticu y ciudadanu. Nada d’esto-yos encartió. Tiraron p’alantre ensin nengún control económicu nin d’otra mena, y gracies que la presión ciudadana consiguió camudar el proyeutu inicial que quería Tinikamón, entovía muncho más agresivu col mediu ambiente. Bien, pues yá puen ponese a trabayar pa da-y rendimientu al “superpuertu”, nun vaigan tener que facer como colos restos de los antiguos faraones: que venga’l turismu a ver la nuestra “Pirámide de Keops”.