close
El que yá ganó’l Mundial

El que yá ganó’l Mundial

2018-07-05Equipu fútbol Japón217Visitas

Nun ta de moda. La moda ye otra: la porquería, la gochada, la dexadez… Les semeyes del día depués de la fiesta. Les cellebraciones de los trunfos colos aficionaos. Les romeríes. Les fogueres. Los botellones. Eso ye lo de moda. “Mierda sobre mierda y mierda hacen que uno pegue el grito”, que diríemos asonsañando a Yupanqui. La semeya del vestuariu del equipu de fútbol de Japón, llimpiu como una patena, ye una imaxen del pasáu. De cuando había aquello que se nomaba: educación, urbanidá, buenes maneres, cortesía… toes eses coses asquerosamente ñoñes y burgueses que’l tiempu, la modernidá y la revolución (nun sabemos cuál d’elles, nin pa qué valía) lleváronse per delantre. ¡Probes xaponeses, tan dignos de burlla, de llástima…! ¡Un pueblu educáu! ¿Ónde se vio? Yá nos dexaron embayaos cuando aquel maremotu barrió la so tierra, y llueu provocó’l desastre de la central nuclear de Fukushima, cola evacuación de la xente, y aquelles coles de persones damnificaes, respetuosamente formaes, ensin un disturbiu, nin un apresuramientu. Toos cumpliendo y axudando a les autoridaes. Una imaxen de pueblu civilizáu. ¡Babayos!, diríamos, por exemplu, los españoles, los europeos en xeneral,tan llistos nosotros, que sabemos como colanos, como ser los primeros, los más beneficiaos, saltando penriba los demás. En fin, pa qué siguir. Toos sabéis de qué toi falando. Esa picaresca que vien yá dende la llamada Edá d’Oru y que tanta gracia nos fai siempre. El reinu del espabiláu, del estafador, del Tony Leblanc col que nos reímos nel cine.

Almiro esi xestu del equipu xaponés de dexar rellimpiu’l so vestuariu, depués de perder un partíu nel minutu 94 que lu mandaba pa casa. Y de los sos seguidores que llimpiaron, n’acabando, la zona onde tuvieron asitiaos.Paezme un detalle d’una enorme grandeza moral y ética, anque pudiere paecer solamente hixénica. Poro, nun sé qué equipu ganará a la fin la copa del mundu, pero pa min yá hai un gran ganador: l’equipu de Japón. Un exemplu onde poder miranos. Anque yá sé que, llamentablemente, esi xestu nun valdrá pa nada.