close
El timu (políticu) de la «estampita»

El timu (políticu) de la «estampita»

2015-07-15377Visitas

decimocsf2008Siempres que lleemos nel periódicu qu’acaben de da-y a una vieya el timu de la “estampita” entrugámonos: “Pero bueno, la xente ye fata”. Mira que ta cantao. Que yá se dixo mil veces en qué consiste. Que los papeles y la policía nun aparen d’avisar… y nada. A la fin hai dalgún ilusu o ilusa que se dexa engañar. Eso mesmo ye lo que nos pasa a dalgunos con Izquierda Xunida.

Porque en toles convocatories eleutorales, a midida que s’allega la fecha les votaciones, surden les declaraciones de dalgún responsable diciendo que bueno, qu’eso de la llingua ye daqué que-yos llega al corazón. Que la Oficialidá ye como la Declaración de Derechos Humanos y los Diez Mandamientos, xuntos. Y que por supuesto, si en dalgún momentu ellos tienen dala capacidá de facer dalgo que van promovela (la Oficialidá) como si fuere una Encíclica Papal, o seya: “Urbi et Orbe”. Nun contentos con ello, acuden a facese semeyes nos llocales de l’Academia de la Llingua, y asomen la cabecina en dalgún programa televisivu falando de les dos llingües d’Asturies que tienen que ser oficiales.

Y pasa como cola “estampita”, siempre me coloquen el décimu falsu creyendo que ta premiáu. Esta vuelta fue’lfernandez-llamazares-1--575x323 propiu Llamazares, el que nun programa estatal (creo que fue na Sexta) me comenció de les sos bones intenciones pa cola Oficialidá: enséñote un billete de llotería y dígote que tien «el gordu».

Total, otru cheque en blanco pa los amigos del PSOE asturianu, esos que lleven gobernando, o lo que seya, milenta años n’Asturies, y que tienen el record mundial d’incompetencia pa políticos n’activo. ¡Pero si esta película ya la tenemos vista miles de veces! “Unu mata y l’otru estira pola pata”, diz el refrán. Eso sí, con grandes pallabres que son les que-yos presten, sobre too a los d’Izquierda Xunida: Rexeneración. Tresparencia. Comisiones d’investigación (¡cuando coño salió dalgo práutico d’una comisión d’investigación!) xunto colos nuevos “palabros” recién copiaos d’otres fuerces polítiques: Rescate ciudadanu… ¡Oiga, pero si yo nun quiero que me rescaten, quiero que m’atiendan y nun m’engañen! ¿Y la llingua? La mía bien, gracies. ¿Y la suya?

En fin, dicen los sicólogos que’l que ye engañáu por un timador d’estos ye que, a la so vez, el tamién trataba de timar. Esi debe ser el mio casu. Pero tengo de ser mui malu: nunca consigo colocar a naide esi décimu de la Oficialidá.