close
“En picado”

“En picado”

Lleí va tiempu (y creo que fice la crítica nesti mesmu blogue) un llibru divertidísimu, que nun debieren dexar de lleer esi amplísimu grupu que formamos los aficionaos al fútbol con sentíu del humor. Porque nun hai cosa peor qu’un forofu futboleru incapaz de riise d’un mesmu y del so propiu equipu. Sofrientes sí, pero con coña. Al que-y dure’l disgustu más d’un par d’hores que lu aguante so padre. Falaba, con tantu rollu cuasi me pierdo, del ensayu/llibru de memories “Fiebre en las gradas”, que cunta la historia d’un hincha del Arsenal dende que ye un guah.e hasta los sos años más mayores. Un personaxe que diz qu’aprendió la xeografía inglesa diendo a ver al so equipu xugar fuera casa. Pues bien, l’autor d’esi prestosu llibru ye un escritor inglés (¡faltaría más!) llamáu Nick Hornby.

Lleo agora una novela suya que lleva por títulu “En picado”. Trátase d’una novela vieya, del añu 1995, pero que caltién el frescor y la simpatía de cuando fue escrita. L’orixinal argumentu asitia nun altu edificiu londinense, una especie de torre, a cuatro persones que, cada una pol so llau, ta tratando de suicidase. Ellí s’atopen, y de lo que-yos pasa esi día de Nuechevieya y los dies siguientes trata la novela. Los aspirantes a suicides son: un famosu presentador televisivu, yá veteranu, que tien una metedura de pata con una mocina quinceañera, lo que-y cuesta despidu, divorciu y refuga social; una madre soltera, ya madura, con un fíu que ye un verdaderu vexetal, y que yá nun pue aguantar más; una adolescente un poco “chifliti” a la que dexa’l mozu; y un músicu norteamericanu al que dexen, al empar, la moza y la banda de rock.

El manexu de los personaxes, que van interviniendo un tres otru pa cuntanos la historia, ye escelente, y asina vamos conociéndolos, conociendo los sos motivos, y aprendiendo a querelos y/o compadecelos según en cada casu. Hai una gran coherencia nel tratamientu interior de toos ellos, dende’l momentu de la decisión de dexar de vivir hasta les sos reaiciones posteriores, anque toos dependen tamién de los demás, llegando a construyir un peculiar grupu d’autoayuda. Posiblemente’l personaxe más simpáticu seya’l de la xoven Jess, caótica, mal falada, imprevisible, con unes reaciones que, o pónente de los ñervios o petezte da-y un besu, anque al mio xuiciu, el más llográu seya’l d’esa madre de mediana edá que yá nada espera de la vida y que, por primer vez, llogra dalgo asemeyao a un grupu d’amigos. La prosa qu’emplega Nick Hornby ye áxil, rica en comparances y mui “de la cai”, a lo que collabora una mui bona traducción. Novela mui entretenida, que te fai riir y, al tiempu, pensar porque a veces la separtación ente la vida y la muerte cuelga namás d’un filu, anque la moralexa de la novela ye que, por dura que seya, a la fin paga la pena ser vivida. ¿O non?