close
«Estimado Vicente»

«Estimado Vicente»

pedro--644x362Asina ye como entama una carta personal -vien al mio nome y al mio domiciliu- d’un señor al que nun tengo’l gustu de conocer que firma Pedro Sánchez. Esti señor, políticu profesional qu’enllena les cadenes de les televisiones y de les radios, repito, nun me conoz de nada y, ensin embargu, tien la desfachatez d’entrar na mio casa tuteándome. «Tú y toda tu generación…». Pero, bueno ¿quién-y dio eses confiances? Yá sé qu’esto que cunto nun ye privativo d’esti paisanu, y que políticos de toa triba y pelleya faen lo mesmo, pero en dalguién hai que personalizar.

Pero nun ye sólo’l confianzudu tutéu que m’aplica sinón que, amás, esti señor al qu’ anque quixera nun puedo votar,pantoja-ingreso2-z porque se presenta por «casa su madre» (lléase Madrid o Torrelodones), enllena tolos espacios ellectorales que teníen que tar reservaos pa los candidatos asturianos, col so caretu más vistu qu’a la Pantoja entrando na cárcel. Nosotros, los asturianos, tenemos que votar a los candidatos que se presenten pol nuestru País, seyan del signu políticu que fueren, pero en nengún casu al señor Sánchez, nin al señor Garzón, nin al señor Rivera, nin muncho menos al señor Rajoy. Yo quiero unos representantes nuestros, propios, que defiendan a la mio tierra (y quier creyer que tamién la suya) y a los que poder aplaudir cuando nel Parllamentu de Madrid consigan coses bones pa nosotros, y  pidi-yos responsablidaes en casu contrariu. Nun pido que seyan nacionalistes, porque nun los ahi, pero polo menos que sientan un migayu l’arguyu de ser asturianos y que trabayen pa la so tierra, pa la que  los escueye (igual ye qu’esos yá seríen nacionalistes). Lo que pasa ye que yá renunciamos a lo nuestro y a los «nuestros»,  y conformámonos con ser unos espeutadores de «gallineru» dientro’l xuegu de poderes d’unos partíos que namás busquen el so porgüeyu. Y por eso da lo mesmo que, por Asturies, se presenten talos y cualos nomes, o un grupu de maniquíes sacaos de dalguna tienda de ropa. A naide-y interesa quiénes son, sinón quién los manda.

En fin, unes eleiciones más que nun sé a quién votar. Esi votu pol que tanto lluchamos a  lo llargo de 40 años y qu’agora que lu tenemos hai que da-ylu a un paisanu que te tutea y, lo que ye peor, te ningunea.