close
«Ex libris»

«Ex libris»

2012-02-05Dan SimmonsEl Terror380Visitas

Títulu: El terrorelterror

Autor: Dan Simmons

Torna: Ana Herrera

Editorial: Rocaeditorial

Añu: 2008

UN TÍTULU ENGAÑOSU.- La portada ufierta a unos cuerpos muertos enriba’l xelu. Na parte arriba, escrito en grandes lletres «El terror». Debaxo del títulu, un anunciu nel que se nos cita a Stephen King. Too paez amosar que tamos ante una de les munches noveles d’esti xéneru que, xunto col de vampiros de diseñu, y magos más o menos mozos, o inxertaos en mundos ficticios pueblen los escaparates y les pantalles de les nuestres ciudaes. Nada más lloñe de la realidá.

El HMS «Terror» y el HMS «Erebus» fueron dos barcos de la marina británica que, nel 1845, salieron nuna espedición en cata del llamáu pasu del noroeste pa, a traviés de los xelos árticos, pasar del Oceanu Atlánticu al Pacíficu y llegar al continente americanu. La espedición, que la formaben 129 homes, taba mandada polos Capitanes Sir John Franklin y Francis Crozier,  y esapaeció naquelles inhóspites tierres dexando tres de sí dalgunos escatafinos y munches incógnites. De magar esti fechu históricu, Dan Simmons llevanta un maraviosu rellatu d’una ficción tan real, si podemos falar d’esti mou, que podría perfechamente recoyer la veracidá de lo asocedío. Ye, pues, una novela «especulativa» con aniciu nun fechu realmente asocedíu.

Y ye que l’autor norteamericanu consigue facenos creyible inclusive la esistencia d’un supuestu «ser» estraordinariu, que ronda a los barcos apresaos nos xelos y a los socesivos campamentos que los supervivientes van faciendo, como un pesadiellu a medies ente lo prehistórico y lo actual. Simmons llogra introducir al llector de tal mou na narración, que lu camuda nun miembru más de la espedición, participando, entós, de tolos mieos, angusties, dificultaes y esperances d’unos homes atrapaos nun entornu dafechamente hostil: con temperatures de 5o graos baxo cero, con ventisques que cieguen torgándote saber ónde t’alcuentres, con un xelu traidor que, en cualquier momentu, pue fender embaxo los tos pies y coles llóxiques enfermedaes (del cuerpu y del alma) que solmenen a una tripulación que pasa, primero meses y llueu años, nunes condiciones estremes.

F0203simmcg15Pero hai, na novela de Simmons, muncho más qu’eso. Hai entrega, hai valor, hai compañerismu, hai aventura… Y tamién, mezquindá, traición, cobardía… Tolo que la condición humana pue ufiertanos nunes circunstancies como eses. Los personaxes tán perfeutamente diseñaos, dotando a caún d’una pequeña historia a mou de biografía que nos saca, dacuando, del terroríficu paisaxe y fai que podamos recuperar el fuelgu pa poder siguir lleendo. Atópase, tamién, poesía dientro de la traxedia, que la prosa máxica del autor ye a tresmitínos a traviés d’esi decoráu terrible. La parte final de la novela pretende desplicar, de mou, repito, creyible, cuál fue’l destín d’aquellos homes perdíos nos xelos árticos. Y ye un final dignu del restu la novela, pesie a la dificultá qu’ello entrañaba. Realidá, mitoloxía, formes de vida esquimal tan desconocíes pa nós… too ye interesante ya illustrativo. Tolo remana Simmons con habilidá y maestría.

Tamos, pues, ante una novela guapísima, que caltién l’interés a lo llargo de les sos (na menos) 750 páxines y que recomiendo dende equí mui encesamente. De xuru que’l que s’atreva con ella nun saldrá defraudáu.