close
Hai nuevu gobiernu… ¿y a nosotros qué?

Hai nuevu gobiernu… ¿y a nosotros qué?

2009-04-16ArcelorMitalEnsidesa1003Visitas

Anden los periódicos mui ocupaos estos díes analizando, esmenuzando, dixebrando la composición d’un nuevu gobiernu que’l Presidente d’España acaba nombrar. Entiéndese, pues, que ye que l’otru nun funcionaba, porque naide cambia daqué que funcione. ¡Coime, habelo dicho primero! Depués de tantu tiempu emponderándose de que taben faciéndolo perbién y agora resulta que nun funcionaben.

En cualquier casu, dende’l vieyu Reinu d’Asturies, que nos permitan que nos entruguemos: «¿Y a nosotros qué?». ¿En qué va a  afectanos esi cambiu d’unes persones por otres? ¿Qué meyoríes se prevee que vamos tener por quitar a menganu/a y poner a zitanu/a?  ¿Por qué la prensa asturiana-y da tantu rellumu a dalgo dafechamente inútil pa nós?
Porque yá nun ye que, otra vuelta, nun haiga nengún ministru asturianu que, coño, de xemes en cuando podíen colar a dalgún, anque fuera por disimular, sinón que, anque asina fuere, eso nun diba a concretase en meyoríes pal nuesu país, como quedó demostrao les poques veces que lo ficieron. En cuantes pasen el Payares, escaécense de les necesidaes y de les carencies que tenemos los asturianos. Eso, si nun ye que s’escaecen yá dende antes de pasar, pa «facer méritos».ensidesa

Como un fechu puntual del nuesu abandonu, de terrible importancia pa nós, ArcelorMital anuncia’l paru d’un altu hornu pal mes de mayu, col peligru añadíu, que nun hai qu’escaecer, de que pueda quedar dañáu pa un posible nuevu encendíu. Esti fechu supón p’Asturies, un amenorgamientu superior a los mil millones d’euros (¡ciento sesenta mil millones de pesetes!) del Productu Industrial Brutu asturianu. Otramiente, la perda de puestos de trabayu de les empreses ausiliares, de tresportes, de llimpieza o de mantenimientu que, como un castiellu de cartes, va a dexar ensin trabayu a miles de persones. Eso al marxen d’0tr0s efeutos collaterales, como la repercusión nel puertu de mercancíes d’El Musel.

A tolos nuesos políticos (d’Asturies y d’España) paeció-yos mui bien la compra,  per parte de la empresa Mittal Steel Company, del millonariu indiu del mesmu nome, de l’antigua Ensidesa. Despreciando la posibilidá de facese con un paquete d’aiciones, que pudiera dar al nuesu país dalguna capacidá de decisión n’asuntos importantes. Agora vienen les quexes y los llamentos, como si fuere un fenómenu natural veníu del cielu.

Y ye que, tolo relacionao cola siderúrxica asturiana, tuvo un desendolcu dafechamente frustrante. Ensidesa pudo ser una empresa rentable, como demostraron los estudios fechos pol Caderalgu d’Economía José Manuel Agüera, xunto col Inxenieru Humberto Vallina y espublizaos en distintos artículos de prensa. Pero una desastrosa xestión (salvo dalguna honrosa esceición) y la ciega actitú del gobiernu d’España que, durante munchos años, tuvo enterrando miles de millones de pesetes pa financiar una empresa privada y ruinosa, como yera Altos Hornos de Vizcaya, dieron acabu a una industria que daba (y entovía da) de comer a munches families asturianes.

La única rempuesta que da agora’l gobiernín asturianu y la famosa Federación Socialista Asturiana paecen de chiste: «Bueno, pero en cuantes que puedan reanudar, nin un día de retrasu ¿eh?». Paecío a aquel maríu al que la muyer-y diz que lu dexa al día siguiente y contesta: «Val, pero nin un día más ¿eh?»

Ye triste que la multinacional del aceru nun cumpla los sos compromisos pa con Asturies, pero ye tan triste como ello la nula capacidá de los nuestros dirixentes pa facer más nada que llamentase de la perda, y siguir esbabayando. Y abúltame qu’esi nuevu gobiernu del que tanto se ta ruxendo, nun van ser más que «los palmeros» d’estos qu’agora se dediquen al «cante jondo».