close
La crisis de los «Filibusteros»

La crisis de los «Filibusteros»

2010-05-29crisis y filibusteros504Visitas

banco-mundialEnantes diben con pañuelu a la cabeza, un güeyu tapáu, un garfiu na mano o una pata palo arrastrando les sos maldaes. Atacaben barcos y arrempuñaben colo qu’hubiere y, si se terciaba, tiraben al mar al capitán o los que se-yos opusieren. Yeren los pirates, los filibusteros, los corsarios (toos son distintos ente sí), y la so enseña yera la bandera prieta con una calavoria y un par de tibies cruciaes.

Agora visten traxe d’Armani, corbata con pasador d’oru, zapatos de diseñu y na moñeca un «rolex». Nun lleven enseña, pa que nun se los vea venir. Dirixen grandes multinacionales, controlen los fondos d’inversión, remanen les empreses de calificación. Son los nuevos pirates, los nuevos filibusteros. Pero estos nun se conformen con atracar un barcu y arramplar coles coses de valir. Estos apunten más alto: ponen a los paises a piques de la bancarrota, arruinen a la xente de la cai, empuxen al desesperu.

Dícennos qu’esta crisis que tenemos ye una crisis causada polos déficits. Ye mentira. Na facultá aprendimos qu’en momentos de crisis, un ciertu nivel de déficit, un déficit controláu, axuda a la solución. N’época de recesión, la inversión pública, la inversión del Estáu, aún sobrepasando’l nivel d’ingresos, axuda a dinamizar la economía, a crear trabayu y, por tanto, empleos, lo cual a la so vez tira del consumu y facilita la reactivación. Pa ello los Estaos creen la Deuda Pública: los bonos, les letres del Tesoru y otros instrumentos de financiación de la deuda. Ye mentira, pues, que’l déficit ye’l que crea la crisis. Lo que daveres la crea ye LA ESPECULACIÓN al rodiu d’esi déficit. Les grandes multinacionales que controlen los fondos d’inversión, cola axuda de les empreses de calificación y la connivencia del Bancu Mundial y el Fondu Monetariu Interancional, corren el rumor de que tal Estáu, o tal otru, nun van a pagar esa deuda pública qu’emitieron y lo que faen ye xubir los tipos d’interés al so favor, a la hora de reembolsar el dineru prestáu. A Alemania, la so deuda pública cuésta-y, por exemplu, el 2,5% y a España quieren cobra-y el 5 o el 6%. Perres pal bolsu y el país afogáu.banco-mundial-dara-apoyo-a-rd-para-tema-electrico

Nun quier dicir esto que’l Gobiernu Español nun seya corresponsable na creación d’esta situación. Primero por nun la prever. Llueu por nun ser capaz de tomar unes midíes más correutes consensuaes, sobre too, colos grupos d’izquierda del país. Por contra, ficiéronlo tan mal, metieron tanto la pata, que nin d’un llau nin del otru del arcu parllamentariu, tuvieron nengún sofitu. Quedaron solos con unes midíes, enquivocaes ya impopulares. Pero esi ye otru tema, non por ello menos importante. Lo que yo quería dicir, y digo, ye que los mesmos «gurus» que provocaron la crisis, son los qu’agora esixen a los paises, o seya a toos nosotros, que paguemos esi patu qu’ellos comieron. ¿Ónde queda aquella «mandanga» de qu’había que «refundar» el capitalismu, que dicía’l presidente francés Sarkozy? El capitalismu ta siempre «refundándose», o seya adautándose a les nueves circunstancies pa siguir algamando’l másimu beneficiu a costa de la miseria de los pueblos. Nada de qu’esto ye un nuevu «capitalismu selvaxe». El capitalismu, pa siguir esistiendo, tien de ser selvaxe siempre. Ta dientro de la so esencia. ¡Ay, d’aquellos probes filibusteros de la mar, que se creyíen mui malos! ¿Qué pensaríen agora?bandera_pirata