close
La “nación de naciones” y el votu inútil.

La “nación de naciones” y el votu inútil.

Paez ser que la FSA aceuta la definición de Pedró Sánchez sobre’l modelu del estáu español, nel sen de que se trata d’una “nación de naciones”. Ye curioso que seya la delegación del PSOE n’Asturies la primera en dar esti pasu, cuando fue la más centralista de toes elles, refugando inclusive camudar el so nome de “Federación” pol de “Partíu”, como ficieron en cuasi toles demás del estáu: Partido Socialista de Euskadi, Partido Socialista del País Valenciano, Partido Socialista de Andalucía, etc. Nun digamos la so postura necia al rodiu de la llingua asturiana que, a la escontra de les otres comunidaes con llingua propia, emperróse en non oficializar escontra la opinión mayoritaria de los asturianos, tal y como se recueye nes sucesives encuestes feches pol prestixosu caderalgu de Ciencia Política Francisco Llera Ramo.

Poro, esta declaración de la FSA ye abondo estraña por tar fecha polos mesmos qu’hasta agora batallaron (y esi ye’l términu) escontra cualquier signu identitariu asturianu. ¿Tamos pues, namás, delantre una cuestión táctica? ¿Ye’l nuevu “marketing pedrista” que quier diferenciar en dalgo lo que se dixo hasta agora de los nuevos mensaxes del futuru? ¿Que cambie dalgo pa que too siga igual? Ye verdá qu’esa fras, dicha ensin nengún acompañamientu detrás, ensin afondar nel tema, queda namás como un enunciáu güecu, como un meru eslogan que nada define nin a nada compromete porque ¿cuáles son eses naciones que componen l’Estáu Español? ¿Ye Asturies una d’elles? ¿Cómo van a encadarmase dientro d’una unidá política más grande? ¿Como esi famosu Estáu Federal que resuciten cuando se fala de la “cuestión catalana”? Nada nun sabemos.

Lo que sí sabemos, porque eso son númberos y cifres, ye que les comunidaes que tienen partíos propios, seyan o non naciones, tienen un pesu muncho más grande que los que siguen votando a los partíos centralistes cuyu votu se desintegra dientro d’otros intereses ayenos a los propios. Otros intereses de partíu qu’en nada beneficien a los que, xenerosamente, regálen-yos el votu. Acaba de quedar mui nidio que los votos del PNV, solamente cinco, valieron muncho más que tolos que los asturianos regalaron tanto al PP como al PSOE. Y asina, 1.400 millones de la “corexa” del Estáu (de toos nosotros) van a parar al País Vascu como pagu de nun se sabe bien qué escesos impositivos anteriores. Y la rebaxa del cupu vascu supón (Angel de la Fuente, Ignacio Zubiri…) una financiación estra de 4.000 o 5.000 millones al añu. Infraestructures. Axudes industriales… Pero ye que, hasta un solu votu, como ye’l de los canarios, valió-yos tamién unos cuantos millones estraordinarios en perxuiciu del nuestru país, que sigue premiando a los partíos centralistes con unos votos que meyor regalaben a los “animalistes”. Nun sé si dalgún día seremos una d’eses naciones del estáu español del futuru. Conociendo “el percal” yo creo que non. Pero en cualquier casu, habría que se plantear mui en serio (una vuelta más) crear dalgo, dalgún partíu, coalición, lo que fuere, que defendiere daveres los intereses de los asturianos. Eternamente damnificaos.