close
Marcelo García

Marcelo García

2015-12-10626Visitas

MarceloApellidábase como mio padre: García Suárez -cosa abondo común n’Asturies- pero toos lu conocíen como Marcelo el socialista. Morrió esti día en Xixón anque yá llevaba un tiempín -dende que morriere Encarna, la so muyer- que nun yera’l mesmu. Marcelo fue, durante los llargos años de la Dictadura, polo menos los que yo conocí, l’esponente del socialismu na nuestra tierra. Y fue l’esponente porque yera l’únicu. Tres la guerra, el potente Partíu Socialista quedó muertu, encarceláu o nel esiliu, y asina, el bonu de Marcelo quedó, repito, como únicu referente de los socialistes.

Cuando yo militaba na USO clandestina, enantes de la gran escisión, convivíes con xente de tola clandestinidá y partíos de tolos pelaxes qu’apaecíen y desapaecíen cola velocidá del rayu. Pero Marcelo -y los comunistes- siempre taben ehí. Dame la impresión -ensin poder contrastala- qu’a Marcelo los socialistes de nuevu cuñu, dende Felipe González p’acó, queríenlu muncho pero como una reliquia del pasáu. Ye cierto que tuvo puestos importantes, pero creo que, en realidá, nunca lu tomaron demasiao en serio. Nin a les idées que’l siempre defendió, les antigües, les del Pablo Iglesias que nun llevaba coleta.

Agora muerre y hai na llamada familia socialista un toque a rebatu paa valoralu y emponderalu hasta llendes cuasi ridícules. Porque poner na prensa que’l bonu de Marcelo yera «un  lider carismáticu» fadría riir al propiu interesáu: nin tenía alma de líder, nin yera nada carismáticu. Él yera muncho más qu’eso, yera una persona íntegra, honrada, fiel a les sos idées y un bon militante de base, d’esos que son los que daveres conformen los partíos, fuera de los focos y de les redes sociales. Podríemos dicir d’él, nestos momentos, como se diz nel Cantar del Mio Cid: «Qué bon vasallu si hubiere bon señor». Descanse en paz, el bonu de Marcelo Suárez. Socialista.