close
Menudos vecinos, vecinos menudos.

Menudos vecinos, vecinos menudos.

2009-04-26vetu a la UNA240Visitas

emigracionDicho con tolos respetos del mundu, siempre me dieron un poco pena los nuestros vecinos. Yeren como’l pariente probe qu’había qu’esconder porque nun yera del too respetable. Pueblu históricamente probe (como nosotros), carecía d’esi rispiu d’arguyu qu’otros pueblos del norte caltuvieron. Emigrantes (como nosotros), nun tuvieron esa dignidá d’enfrentase colos poderosos d’igual a igual, nunes pelees desiguales que a nós costáronnos munches víctimes. Pastu de caciques, de cures cavernícoles, de Pazos de Meirás gobernaos hasta hai cuatro díes por ministros franquistes fueron, con honrosísimes esceiciones, l’únicu país norteñu qu’apoyó a esi dictador tiránicu que, llevantándose escontra’l gobiernu llexítimu de la República, malgobernó España a lo llargo de cuarenta años.

Agora, sabiendo aprovechar una estela que-y da una llingua que menospreciaron durante años (como la nuestra) y agarraos a la cola d’esi cometa llamáu «Estáu de les Autonomíes», acompañao de la medrosidá y la «baxada de pantalones» de los nuestros gobernantes nesi mesmu momentu históricu, saquen les pates del cestu y mírennos dende arriba, dispuestos a cobrar tolos desprecios habíos nesti solar Astur, incluyíos aquellos que, cola inocencia/maldá de los pocos años cometíemos gritando: «¡Gallegu l’últimu!»

El rosariu de les vengances ye múltiple ya interminable de repitir, vetándonos y boicoteándonos en tolos foros onde pudieremos tar, al tiempu qu’inventaben una nueva historia pa ellos mesmos, digna de la Orwelliana de «1984». Porque eso del «Reinu Galaicu-Llionés» ¡manda madre! ¿D’ ónde sacaríen los Reis? Y nós, tan fatos como siempre, encima dándo-yos cancha, como cuando-y traduximos al tal Xosé Lluis Méndez Ferrín aquel panfletucu de «Retornu a Tagen Ata» que, pa más aquello, espublizó l’Academia, mientres él vetaba a la primera Xunta d’Escritores Asturianos, la de finales de los 80, la nuestra entrada en Galeusca.

Agora, como una venganza más por tener una historia como la nuestra, de lluches, d’utopíes, de contradiciones y de dignidá,  y tamién d’ocasiones esbayaes, un partíu llamáu BNG veta a la Unidá Nacionalista Asturiana la so entrada na coalición «La Europa de los pueblos», cuando’l restu de los grupos yá diere’l so consentimientu. Y, claro, ensin dar nengún argumentu. O meyor, con un argumentu mui claru: «Por ser asturianos».

Bueno, vecinos, la historia ye mui llarga y la vida da munches vueltes. Y esperamos poder pagavos cola mesma moneda. Porque, anque agora puea paecenos mentira, nun siempre va a gobernar la Federación Socialista Asturiana. Anque eso tamién depende, nalguna midida, de nosotros.