close
N’alcordanza de Magdaleno

N’alcordanza de Magdaleno

2018-02-27244Visitas

Dende esti modestu blogue préstame, dacuando, facer una pequeña necrolóxica, una alcordanza, de los xugadores que vi xugar de guah.e y que formen una pequeña memoria sentimental de la mio mocedá. Avecen a ser, mayormente, xugadores del Sporting que yera l’equipu de los mios suaños, pero non siempre. Asina, recuerdo tener falao tamién del fallecimientu del gran Julio Solar, “el Títaro”, que fizo cuasi tola carrera nel antiguu Club Calzada, un equipu modestu al qu’él-y  dába categoría. Por cierto, qu’ellí tamién falaba de Magdaleno. Y digo tamién, porque güei toca falar d’esi entrañable xugador de nome Luis Manuel Magdaleno Forcen que nun llegó a trunfar nel Sporting, pero que yera una persona cabal, simpática y gran conversador. La muerte acaba de llevánoslu como una rabasera.

Claro que con Luis Manuel, con Magdaleno, nun puedo ser imparcial porque yera de la familia. La so muyer y la mía primes carnales, colo que, anque nun yéremos de venos muncho, sí abondo pa conocer lo bona persona que yera. Magdaleno principió xugando nel colexu de La Inmaculada, cantera de munchos y bonos xugadores y yá, de secute, el Sporting fixóse n’él fichándolu pal xuvenil. Pasó depués por dellos otros equipos, destacando sobremanera nel yá mencionáu Club Calzada lo que fizo que’l Sporting, otra vuelta, volviere a fixase n’el.

Magdaleno nun tuvo suerte na so llegada al equipu llocal. Yeren unos momentos nos que’l Club conocía les peores páxines de la so historia, cuando nel añu 1961 baxó a la Tercera División, na que nun llegó  a xugar pues hubo una repesca al renunciar -paezme que fue’l Condal de Barcelona- a la Segunda División. Hubo un tornéu ente varios aspirantes y, gracies a la famosa moneda d’Ortiz, na aneudota yá perconocida por tolos sportinguistes, l’equipu recuperó la categoría. Años malos, pues, pa desesperu de los que díbemos al Molinón a aguantar tantos “maveas” xuntos. Magdaleno yera centrocampista, y tenía calidá, con cambios de xuegu a les bandes (al estil de Tati Valdés) y bona llegada al aria. Sicasí, anque tenía calidá, faltába-y un poco fuerza física. El casu fue que nun llegó a trunfar, cosa qu’a él tampoco lu esmoleció muncho pues lo que-y prestaba yera xugar, y siguió faciéndolo, sobre too nel Candás, onde fue siempre mui valoráu.

Que dexó bon recuerdu na ciudá, fue’l llenu total na Ilesia San Pedro, onde amás de la familia y los munchos amigos, había antiguos compañeros del Sporting (Echevarría, Novoa, Ansuriza…) Dende equí, mándo-yos otru fuerte abrazu a lo so almirable muyer, Blanca Trancho, y a los sos fíos Luis Manuel, Blanquina y Sara. Agora yá saben lo muncho que toos queríemos a Luis Manuel, que fue feliz xugando al fútbol, pero tamién compartiendo la vida con ellos y, afortunadamente, con nosotros. Que la tierra-y sea leve.
(Semeya: M/R El Comercio)