close
Olivando

Olivando

partido-popular“CONSUMATUM EST”.- Pues sí, consumóse la “cacicada” carbayona del PP escontra Xixón. Lo que nun fueron a ganar nes urnes (Pilar Pardo ganó toles votaciones internes a les que se presentó) quixeron ganalo a güelpe de despachu. Yá lo dixi l’otru día: pagaránlo. La xente, anque dacuando lo paeza, nun ye fata. En cuantes a la Pardo, deseya-y daveres tola suerte del mundu na so vida futura. Ye una lluchadora y marchó de la política pela puerta grande. Tan ye asina, que nun descarto que nun futuru non mui llonxanu, retorne con nuevu puxu. Porque lo que queda ye una “xaula grillos”.

CARADURA.- El direutor de Deportes del Principáu, esi tal Tuero, tien un poco caradura. Nun conforme con quita-y lesTuero perres que’l Sporting cobraba del Principáu, por llevar propaganda institucional, agora vien a metese na vida interna del Club (una Sociedá Anónima Deportiva) pidiendo dimisiones y regulaciones. Mientres daba perres tenía derechu a opinar, pero encima de zarrar “el grifu” querer mangoniar ya me paez abondo. Encima de cornudos apaleaos.

VOZ EN MADRID.- Yá sé que nun se ta aprovechando como debiere esa única voz que tenemos en Congresu los Diputaos en Madrid. Pero con eso y con too presta oyer falar de los problemes d’Asturies nesa cámara baxa, como l’otru día sentí al señor Sostres. Qué pena qu’esi puestu nun lu ocupe un partíu asturianista/nacionalista pa poder llevar les nuestres reivindicaciones a onde les escuche tol país. La culpa ye nuestra, claro. Pero lo que ye inconcebible ye nun sentir nunca al restu de los que salieron en representación d’Asturies, dicir nada en voz alta nesa instancia. Sicasí, de ralo en ralo, a los de IX. Pero ¿ónde ta’l restu? Escondíos embaxo l’escañu y la tutela de los sos grandes partíos. Lo nuestro ye mui pequeño pa que-yos interese. Pero seguimos dándo-yos el votu. ¡País!

Gala-Premios-GoyaLOS GOYA.- Tanto se dixo y discutió de la gala que yá nun queda muncho por dicir. Hai que recibir les crítiques con espíritu deportivu, tanto per una parte como per otra. Y esi actu préstase muncho a facer de “caxa de resonancia”, pero tamién digo que si ye cierto que dalgunos de los artistes o cineastes tienen el domiciliu fiscal fuera d’España, o seya, que nun paguen equí los impuestos, eso, por llegal que pueda ser, invalida munches de les crítiques que se faen. Si non toes. Porque sólo’l que paga relixosamente (perdón pola espresión) tien derechu a reclamar. Si non que reclame ellí onde dexa les perres.