close
Olivando

Olivando

donald-trumpDONALD TRUMP NUN TA SOLU.- Ficiéronnos creyer que Donald Trump yera un “francutirador” aislláu, un millonariu facha, escéntricu y fuera de los circuitos políticos y del “establishment”. Un llocu solitariu y populista que llegó a Presidente engañando a esa “América profunda” con discursos racistes, machistes y belicosos. A la vista los sos primeros nombramientos un empieza a dase cuenta de que nun ye asina. Qu’hai toa una serie de movimientos pa elevar a los puestos más altos de la nación a personaxes de la peor calaña política, fachas, reaicionarios y… peligrosos. Steve Bannon, Reince Previous, xente ultraconservadora, Elaine Chao (secretaria de Bush), Tom Price… Antiguos empleaos de Goldman Sachs… rematao pol cargu de Secretariu d’Estáo pa James “perru llocu” Mattis cuya fras de: “No me jodan o les mataré a todos”, empobinada a un grupu de xefes tribales n’Irak yá pasó a la hestoria. Non, Trump nun ta solu. Lo más reaicionario de los Estaos Xuníos vuelve a gobernar. Echémonos a tremar.

¿PERO HUBO FESTIVAL DE CINE?.- El Festival de Cine Internacional deficxixon Xixón volvió a cellebrase con gran ésitu de públicu y enanchando les sos llendes a otres poblaciones asturianes. Nun fui a nenguna sesión o seya que nun puedo dar opinión personal. Pero mui callaos quedaron los grandes críticos que tien la so organización y los que-y quiten cada vuelta más perres del presupuestu. Habíalos que se frotaben les manes esperando’l so fracasu. El silenciu posterior habrá que lu tomar como una muezca d’ésitu.

abelardoEL SPORTING: LLUCES Y SOLOMBRES.- Les lluces, claro, el trunfu sobre l’Osasuna de Pamplona que nos da un respiru na tabla, anque’l peligru sigui ehí llantáu. Habrá que meyorar entovía un poco más pa dir xubiendo dalgunos peldañinos na clasificación. Les solombres la impresentable actuación del “mister” Abelardo na sala de prensa, insultando soezmente a un periodista acreditáu del diariu Marca y al so mediu de comunicación. Vamos suponer que nel fondu de la crítica tuviere razón el xixonés. Pero eso en nengún casu da derechu a dicir lo que dixo y, sobre too, cómo lo dixo, con una total perda de papeles que nun tien de repetise. L’entrenador del Sporting tien de saber que, nes sos actuaciones, representa a un Club centenariu y señor y que, por tanto, nun pue emplegar esi llinguax ofensivu y barriubaxeru por muncha razón que tuviere. Cuidemos que-y llamaren al orden al entrenador sportinguista. Que seya la última.