close
Olivando nel Fin d’Añu.

Olivando nel Fin d’Añu.

2011-12-29Resume añal482Visitas

Ye una tradición que, en cuantes lleguen estes feches de fin d’añu, tol mundu se pon como llocu a facer resúmenes, análisis y valoraciones del añu que fina. Yo tamién lo tengo fecho dacuando. Pero güei, nun sé por qué, dame abonda galbana poneme a ello y prefiero divagar un poco, perehí al debalu. Con un añu xovellanista nel que se faló de tolo  jovellanos07imaxinable, hasta si «el prócer» moyaba pan na salsa o recortaba’l pelo de les ceyes, pero nel que s’escaecieron de dalgunes coses importantes, como los enfotos que tuvo pola llingua del so país,o l’ asitiamientu firme escontra la fiesta de los toros. La Moriyón, que tien palcu n’ El Bibio, pudo dicir daque al respeutive. Un añu nel que’l Sporting sigue yendo «de culo», con un Preciado que namás fai que «xataes», ya imponse’l xuegu del Barsa que cada vuelta se paez más al «futbito», o’l «cuadrín», que llamábemos enantes: unos piquiñinos que corren p’alantre y p’atrás y nun hai quien-yos quite la pelota. Como lu copien otros equipos «echamos pelu». Los «sociatas» llevaron un palu merecíu nes urnes, cola perda de cuasi 5 millones de votos, que deben de ser los de los 5 millones de paraos que tenemos. Y asina entramos nun añu «marianu» que va a ser más de lo mesmo, onde los de siempre van siguir pagando’l patu, el pitu, y el mariscu de los banqueros y otra xente de mal vivir. Lo del xenru de Su Maxestá daría pa facer una película de Berlanga, como «La escopeta nacional», si no fuera tan grave. Y el Rei, como bien diría Jerónimo Granda, ensin enterase. Cascos arrastrió una cierta illusión n’algunes fasteres asturianistes. La verdá ye que, hasta agora, poco demostró. Tamién ye verdá que pa superar a los amigos de Tinikamón nun tendría que s’esforciar muncho. Los americanos colaron d’Irak, esa guerra a la que s’apuntó el nuestru «Ansar» pa salir na semeya al llau del vaqueru, y dexaron el país «fechu una llaceria»: en guerra interna, con más deansar1 100.000 muertos civiles y un país desmembráu y con un futuru inciertu. ¿Pero nun diben a arreglalu? Eso sí, siguen sofitando a Israel na so política d’esterminiu de los Palestinos, ya incumpliendo les resoluciones de les Naciones Xuníes. Y ye que como dicíen los reis absolutistes: «L’Estáu soi yo». Pero dalgo sí se movió nos paises del entornu, con unes multitúes fartes ya de dictadures y mandamases vitalicios. Hai dubia sobre’l futuru de dalgunos d’ellos, pero yo creo que les coses, anque con pilancos, van dir p’alantre. Equí tenemos tamién a unos «enraxonaos», pero más suaves. Da la impresión de que perdieron parte del puxu inicial. Y los partíos nacionalistes asturianos nun acaben, non sólo de xuntase, sinón de principiar a facese los vistos, de visualizase delantre la sociedá asturiana, porque eso nun pue dexase namás pa les époques d’eleiciones. Claro que, con unos medios de comunicación como los que padecemos ye cuasi imposible trespasar la barrera del silenciu. Vamos tener que volver a la dómina de los «pasquines» y los «panfletos», pa poder desplicar la nuestra opinión sobre les coses. Pero bueno, como dixi que nun me petecía facer f-lastra1resume del añu, voi dexalo equí. Namás amestar que voi dexar de creyer nos Reis Magos, porque llevo úna «carrapotada» d’años pidiéndo-yos la Oficialidá y nun acaben de trayémela. Y nun pienso que sea porque soi malu. Dalgunos dicen que ye que son los padres, pero entós deben de ser los padres de Fernando Lastra, porque si fueren los míos yá la tendríemos va muncho. ¡Feliz salida y entrada d’Añu! Y brindái con sidra brut, a ver si polo menos dalgo queda en casa.