close
¿Persiguióse l’asturianu nel franquismu?

¿Persiguióse l’asturianu nel franquismu?

Esi ye l’interesante títulu de la conferencia qu’esplicó l’escritor y periodista (y munches otres coses) Inaciu Galán, nun actu entamáu pola asociación asturianista Ástura, nel llocal del Atenéu Obreru de Xixón. El conteníu que respuende a esa entruga ye la Tesis Doctoral qu’acaba lleer l’autor, y qu’algamó la másima calificación por parte les autoridaes académiques correspondientes. Llóxicamente la conferencia tuvo d’abreviar el tema y axustase a esa hora que, más o menos, ye lo pautao nesti tipu d’actos.

Por esa necesidá de nun allargase demasiao, Galán detúvose más nes vicisitúes poles que pasó la nuestra llingua, dende poco enantes de la Guerra Civil hasta los años setenta, y menos no que fue la propia represión franquista escontra la llingua asturiana. D’esta parte faló del intentu, decretu en mano, d’afogar les llingües de los pueblos d’España, imponiendo la uniformidá al rodiu del castellán. Asina lo sofrieron el catalán, el gallegu y el vascu, con dalgunes escases esceiciones nes que, con munches dificultaes, pudieron dacuando «sacar la cabeza» (sobre too nel casu catalán) y a intentar que nun los afogaren del too.

Nun fizo falta aplicar nengún decretu nel casu del asturianu, porque equí la cosa fue muncho más «sutil». L’encargu dexóse en manes de los maestros y maestres que, nun gran númberu de casos, reprimíen a los neños qu’emplegaben pallabres n’asturianu. Les represiones cubríen un ampliu abanicu de métodos, onde la riña, la mofla o inclusive los castigos físicos llograben que neños y neñes, con grandes dificultaes, tuvieren que s’espresar na «llingua del imperiu». Paez claro’l porqué entovía güei dalgunos compatriotes nuestros tan torgaos pa falar bien, cuando nun caltienen absurdes prevenciones escontra la llingua propia. Nun fizo falta nenguna represión esterna, la escuela y les families tresmitieron esa idea de que falar asturianu yera falar mal, o falar «aldeano». Tamién ye verdá qu’hubo casos de maestros y maestres, mui menguadamente, que caltuvieron otra actitú.

Más tiempu dedicó Inaciu Galán a falar de les circunstancies poles que pasó la llingua, centrándose sobre too nes distintes etapes que tuvo l’Institutu d’Estudios Asturianos (IDEA). Asina fue, dende unos anicios nos que se facía un usu positivu del asturianu (époques de Constantino Cabal o Antonio García Oliveros), hasta la d’esaniciar tou rastru vivu y positivu del emplegu de la llingua, dexándola como una llingua muerta valida namás pa estudios dialectolóxicos parciales. Eso de «los bables d’Asturies» qu’entovía anguaño utilicen los enemigos de la llingua. Caberamente, faló del nacimientu de l’asociación «Amigos del bable», como antoxana a l’apaición del grupu «Conceyu bable» que fue la meta temporal de la so esposición.

Una conferencia perinteresante qu’anuncia -eso espero- la publicación más completa de la so tesis doctoral que vendrá a enllenar, como se diz nestos casos, un furacu importante na historia de la nuestra llingua. Esperamos por ella.