close
¡The horror! ¡The horror!

¡The horror! ¡The horror!

2016-05-09611Visitas

apocalypse_nowEsi ye’l títulu d’un ensayu de Vicente Domínguez sobre un tema de cine, creo que sobre la peli «Apocalipsis now». Esto dexa clara l’afición cinematográfica del Viceconseyeru de Cultura del Gobiernu del Principáu, qu’agora quier prollongar inventando un nuevu xuguete del PSOE pa Xixón que, como suel asoceder (qué casualidá), va a venir a entemetese escontra los intereses de la ciudá. Yá tuvieron cuando gobernaben Xixón, durante munchísimos años, unes cuantes ocurrencies que costaron mui cares a los asturianos, como aquel famosu «metrotrén» qu’afuracó la ciudá y  qu’agora sirve de ciudá residencial pa unes cuantes families d’aguarones. El Muselón tampoco nun fue  ocurrencia curtia, que nun xeneró meyores nin más abondosos tráficos, y dexó un «micu» d’unos cuantos cientos de millones d’euros. Pero bono, esto son histories vieyes y yá conocíes.

Una vuelta que los xixoneses decidieron democráticamente separtalos del gobiernu de la ciudá, fartucos d’ellos, en llugar de plantegar una oposición racional y constructiva, collaborando dende los otros bancos del ayuntamientu a la meyor gobernabilidá d’una ciudá que -creo- sigui siendo la suya, dedicáronse a torpedear cualisquier iniciativa llocal,  movilizando los sos votos y la so propaganda col fin del fundimientu de los actuales rexidores. La penúltima d’elles, faciendo por desacreditar un entamu mui interesante, como ye’l Festival del Arcu Atlánticu, que ya taba en marcha y funcionando, y tratando de minusvalorar y boicotear el Festival de Cine de Xixón, criticando’l nomamientu a deu del señor Carballo, como si nun fuere siempre asina, retirando perres y falando de facer unos cambeos que se lu van a llevar «pa teta». O pal «Sucu», como queramos.

Los caberos datos d’asistencia del festival fueron mui bonos, con una asistencia de más de 76.000 espeutadores yficxixon una recaudación en taquilla de más de 107.000 euros, la segunda meyor cifra nos 53 años d’esistencia, eso depués de que l’equipu saliente anunciare un boicot, que principió con una carta firmada por cineastes, encabezaos pol propietariu de cuentes «opaques» en paraisos fiscales, don Pedro Almodovar. Con eso y con too, el FICX tuvo un desfase presupuestariu inasumible del que dio cuenta pública, qu’ascendía a  266.000 euros. Anque gran parte d’él provenía del recorte de la subvención de la Caxa d’Aforros d’Asturies (Liberbank) y a les reformes qu’hubo que facer nos cines Centro.

Pero resulta que, agora, cuando nun había perres pa sofitar dende’l  Principáu unes mayores subvenciones pa meyorar un eventu yá asentáu en Xixón, y con proyeición internacional, vien esti tal Dominguez a gastar unes cuantes perres (nun se dicen cuántes) pa montar un xuguete nuevu -la Cineteca Laboral- que va a quita-y la tierra baxo los pies al nuestru festival de siempres. La competencia na propia casa. Cuña de la mesma maera. Y nun contentu con esto, el tal Domínguez nombra, a deu, al nuevu programador del inventu que -¡oh, cielos!-resulta ser l’ínclitu señor Cienfuegos, que fuere separtáu  del cargu polos xestores municipales, y que pleiteó escontra los sos antiguos xefes (xente del PSOE encabezada por doña Carmen Veiga), los qu’agora vuelven a ponelu. Una broma que costó unos cuantos miles d’euros a la corexa municipal que pagamos tolos xixoneses. Un sinsentíu agora premiáu con un nuevu cargu pal acusador, y too con tal de dar nos «morros» a estos ilusos que gobiernen una ciudá que, ellos nun lo saben, siempre fue territoriu socialista. Ya dirán aprendiendo. En fin:  ¡The horror! ¡The horror!, que diz Domínguez.