close
Un faltosu mazcaráu de Presidente de la CEOE

Un faltosu mazcaráu de Presidente de la CEOE

2013-02-10AntroxuCEOEJuan Rossell422Visitas

JuanrosellNun tien suerte la CEOE. Primero fue aquel caradura que nos riñía pa que trabayáremos más y cobráremos menos, mentanto delinquía con negocios puercos, y agora, aprovechando l’Antroxu, sal un faltosu na prensa, mazcaráu de nuevu Presidente de la CEOE, diciendo unes tochures que podíen facer gracia, si les coses nun tuvieren como tán.

Esi paisanu mazcaráu de Juan Rossell, pon en dulda la EPA, un de los modos internacionalmente contrastaos pa contabilizar les cifres del paru porque, diz él, que de xuro que nun son tantos. Sopelexa unos maraviosos «minijobs», según los cualos podría contratase por hores, como nun mercáu d’esclavos (¿mirarán tamién el dentame?), y defende que se manden pa casa a unos cuantos miles de funcionarios porque nun faen nada y tán gastando papel y ordenador. Nun diz a qué funcionarios habría que «dar la boleta», si sedríen sanitarios, maestros, xueces, policíes o dalgunos otros ensin definir. Da-y igual, el casu ye «endelgazar» l’Estáu y privatizalo too. Entós sobraríennos funcionarios.

La CEOE axunta a los mayores empresarios d’España. Esos que tán aprovechando la Reforma Llaboral del PP paantroxu-gijones-1024x768 «desregular» (ye un eufemismu, claro) el mercáu. O seya, pa echar xente a la cai ensin xustificación, y rebaxar los sueldos a otros, al so antoxu, faciéndolos trabayar más hores por menos perres. Ye verdá que’l Gobiernu púnxo-yoslo a güevu, pero ellos nun tardaron un rispiu n’echase sobre la «carnaza» sedientos de sangre. Por eso, el mazcaráu quier quitar númberos a esos seis millones de paraos porque debe ser que-y dan vergoña.

Quiero creyer que nun tolos empresarios son asina. Que los hai más civilizaos. Pero, la verdá, podíen esmerase un migayín más a la hora d’escoyer a quién los representa. El mensaxe del mazcaráu desborda chulería y prepotencia, como aquel seguru de que pue siguir faciendo lo que se-y pon nos «perendengues». Yá lo sabíemos, pero podía disimulalo un poco. En fin, como tamos de fiestes, vamos tomalo a coña, como si se tratare d’un Pregón d’Antroxu anque, si tenemos qu’escoyer, yo prefiero a Jerónimo Granda.