close
Un «paisanín» llamáu Leonardo

Un «paisanín» llamáu Leonardo

2009-08-01Leonard Cohen318Visitas

Nel escenariu, asemeyaba a un «paisanín» recién xubiláu, col so aire tímidu y entrañable, pero tratábase d’un de los meyores músicos y poetes contemporanios. Traxe gris y un sombreru que, cuando lu quitaba, dexaba ver un pelín curtiu y blancu, como recién cortáu. Pero en cuantes abrió la boca, dexó oyer la so voz grave, fonda, enllena de modulaciones y escuros requexos. La so voz de siempre. La voz del sentimientu y la emoción. La voz de Leonard Cohen.conciertu-cohen-004

Los que tuvimos la suerte d’asistir al conciertu del Lleón Arena del 31 de Xunetu, nun escaeceremos esa gran nueche d’alcuentru con ún de los nuesos cantantes preferíos, que se presentó con una almirable «banda», faciendo un «direutu» estraordinariu. Nueche de grandes músicos y grandes voces, dirixíos por un inspiráu Cohen que «dialogaba» con toos y caún de los sos compañeros d’escenariu, redondiando un conciertu máxicu que provocó, dende l’aniciu, un entusiasmu contaxosu pa los espeutadores.

Nun quiero facer crítica del actu, nin aparame nel repás de los temes que foron esvillándose a lo llargo de les tres hores que duró’l conciertu, sinón dar cuenta, namás, de cómo hai nueches distintes a les otres. Nueches nes qu’ún se siente afortunáu y cuyu recuerdu guardará con ciñu nalgún requexu de la memoria. Nueches como la del día 31 de Xunetu na Plaza Toros de Lleón ¡Gracies, vieyu Leonardo!