close
Un Papa con lluces y solombres

Un Papa con lluces y solombres

2013-03-16385Visitas

Papa Francisco«Habeis Papam», podríemos dicir los non católicos a los «fieles creyentes», dicho seya con tol respetu del mundu pues, ente esos «fieles creyentes» hai xente a la que quiero muncho, y otros grandes homes y muyeres que dediquen la so vida a meyorar les condiciones sociales de los demás.  Pa toos ellos, esta fecha del nomamientu d’un nuevu cabezaleru al frente de la Ilesia ye un día importante. ¡Que suenen, pues, les campanes!

Pero como yá dixi en dalguna otra ocasión, esi cargu de cabezaleru másimu cinca, nun sólo al so «rebañu», sinón a otros munchos que tamos «fuera del rebañu», porque trátase d’un personaxe tamién con poder terrenal, y muncho más en paises como España onde esi poder terrenal s’amuesa d’un mou omnipresente: educación, sociedá, política… Poro, nun ye pa nos «neutral» el que seya una persona o otra la que tea al frente de los católicos.

Hubo, y toos fuimos testigos d’ello, un españíu d’optimismu al rodiu del nomamientu del cardenal Bergoglio como nuevu Papa. A él sumáronse los que s’apunten a tolos bombardeos (o seya, cualquier otru Papa valdría lo mesmo), xunto colos que cellebren a un Papa latinoamericanu, o arxentinu, o que fale n’español. Y amestando, tamién, a los que lu ven como representante de los probes, o al que va a finar col poder de la Curia, o a simplificar los cultos y ceremoniales de la Ilesia. En resume: que se lu cellebra por munches coses, unes ciertes y otres que tendrá que les demostrar.

Como ún nun acaba de fiase de los medios de comunicación, cuasi siempre manipulaos o con escuros intereses d’un llauBANDERA ARGENTINA o otru, lo que fizo fue pidir «informes» a los amigos que tien n’Arxentina, dalgunos d’ellos mui cualificaos. Esi ye’l casu de dos persones, dambes xueces, y de distintu calter políticu. Él ye xuez recién xubiláu, que trabayo n’altos cargos de l’Alministración con varios presidentes, y ella ye xueza de primera instancia (n’activo) y profesora d’Universidá. Nun ye cosa de repitir lo muncho y razonao que contestaron a les mios inquietúes pero, en mui poques pallabres podría sintetizalo diciendo que, n’efeutu, Bergoglio trabayó colos probes de les barriaes, que nun vivió nel palaciu episcopal, sinón nun pisu particular y que ye de gustos cenciellos. Tamién trabayó con clases más altes y, según compañeros de sacerdociu, yá apuntaba «como un tiru» hacia puestos más altos, incluyíu’l Papáu. Y sobre too, la parte menos clara de la so biografía ye la posible collaboración cola Dictadura Arxentina. Nun tanto polo que fizo, que tamién (paez cierto que dexó en manes de los militares a dos xesuítes, Orlando Yorio y Francisco Jalics, más tarde deteníos y torturaos, xunto con otros casos que se detallen), sinón sobre too por nun llevantar la voz en tolos demás casos qu’abondamente conocemos pola Historia.

Una Dictadura Militar ye, como sabemos por esperiencia propia, dalgo mui serio y no que muncha xente procura nun implicase ya intentar sobrevivir, nun toos somos héroes. Pero ta bien saber cuál fue’l comportamientu de les persones que, llueu, trunfen socialmente, precisamente nesos momentos de dificultá. Da la impresión de que’l nuevu Papa Francisco nun tuvo una actuación mui nidia n’aquelles circunstancies, por dicilo d’un mou suave. En cualquier casu, bienveníu seya si, dende’l so puestu, ye capaz de facer de la Ilesia Católica una institución meyor y, penriba de too, más auténtica. Católicos y non católicos-y lo agradeceríemos. Unos más qu’otros, claro.

Leave a Response