close
¿Val too?

¿Val too?

2013-08-07362Visitas

Muséu Casa Natal XovellanosEntérome pola prensa que munches de les instalaciones culturales xixoneses tán nun estáu miserable, enllenes d’humedanza, desconchonos y desperfeutos en xeneral. Y lleo, con plasmu, qu’eso que se llama, globalmente, «la oposición» echa la culpa a que les perres empobinaes a esos menesteres gastáronse no del Arcu Atlánticu. Un tema que los trai fritos y escontra’l que tán emperraos nuna campaña ciega na que val too, con tal d’esbarrumbar al enemigu.

Al mio modestu talantar lo que nesti casu (y en xeneral en toos) debiere facese ye sentase nuna mesa (metáfora) y tratar de solucionar les coses. Tamos falando de bienes importantes pal pueblu de Xixón y lo que tienen de faceer los políticos ye dar solución a los temes, y nun crear problemes nuevos. Amás, nesti casu concretu, hai que pensar qu’un estáu de llaceria tala nun surde d’un añu pa otru. Les coses, si nun se curien, van estropiándose migayín a migayu hasta algamar una situación llímite. Como la qu’hai. La entruga, entós, sedría ¿y qué ficieron por toes eses instalaciones los que gobernaron tantu tiempu? Porque sí da la impresión de que les perres que teníen que dir pal mantenimientu de los llugares culturales, dedicáronse a sapozales nesi sacu ensin fondu que ye La Llaboral, y tola so parafernalia, incluyíu aquel xestor inefable llamáu José Luis Moreno y los sos muñecos ventrílocuos, o al revés. ¿Y qué dicir de la sempiterna Selmana Negra que, ella sí, llevó una estrapayada de perres durante toos estos años, que fueron a parar a bolsos ayenos a Asturies? ¿Y la otra Selmana Iberoamericana, que dirixía un puntu cuya muyer pidió un axuda municipal pa inmigrantes? Neso de tirar les perres munchos podríen dar clases particulares. En fin, nun se trata d’echar les culpes al contrariu como arma arroxadizo, sinón ente toos tratar d’iguales. Y si hai qu’aprobar un presupuestu «extra» pa talos entamos, pues nun andar boicoteándolu, por más culpes que tengan los actuales xestores, que les tienen. Y falo nun sólo d’instalaciones, sinón de conteníos. Pero, en cualquier casu, echa-yos tola culpa de cómo tán les coses por parte de los que mandaron en Xixón tropecientos años, y nun ficieron res pola cultura propia nin poles instalaciones ye un exerciciu de cinismu. Y ye que na llucha política nun pue valir too, anque dacuando pueda paecer que da resultáu.