close
¿Y agora qué?

¿Y agora qué?

Falaba l’otru día Inaki Gabilondo de lo qu’él llamaba “la aceleración de la Historia”. Esos momentos nos que paez que, al marxe del camín, más o menos llinial que lleva la Historia, los socesos s’embalen, s’aceleren y nun periodu de tiempu mui pequeñu, a veces selmanes, produzse un cambiu dafechu respeuto a la situación anterior. Paez que tamos, xustamente agora, nun d’esos acelerones de la Historia.

Ayeri, y estos díes que tamos viviendo, suponen una situación nueva y mui pelligrosa dende’l puntu de vista políticu y emocional pa esta sociedá que formamos les distintes comunidaes del Estáu Español. ¿Cómo se llegó a ella? Igual eso ye agora lo de menos. Nun digo que nun seya importante, dende llueu que sí. Hai unos culpables claros d’esti engafentamientu final d’un procesu que fue tou él bastante esperpénticu. Pero más qu’analizar el pasáu y cómo se produxo, lo que m’asusta agora ye’l futuru, el qué va a pasar d’equí a pocu tiempu.

Una cosa me paez clara, la situación nun tien vuelta atrás. Nun se pue recomponer lo que ta roto, porque siempres va a notase’l pegamentu. Tendría que pasar munchu tiempu pa que s’esacaecieren tolos agravios que, por parte y parte, se cometieron pa llegar a dalgo asemeyao a una paz social. Imposible pensar nello. El Govern va a declarar -según dicen ellos- la independencia unilateral y el gobiernu español… pues nun sé qué va a facer. Seguro echar mano de la fuerza bruta, política y policial.

Supongo que’l señor Puigdemont y los sos compañeros de viaxe (nunca meyor dicho) valoraríen mui bien el pasu a dar. La mio modestísima opinión, al llau de tantos sabios como se ven y sienten estos díes, ye qu’una Cataluña independiente, tal y cómo tán les coses plantegaes agora, va “al cagayán” nun espaciu curtiu de tiempu. Con una Cataluña dividida, nun sólo dividida sinón desangrada, nel sen de que se producen enemistaes viscerales, ensin tiempu a formar la infraestructura d’un verdaderu estáu, y unos dirixentes cerriles que paecen llevar “oreyeres”, la cosa va a españar antes que tarde. Y tou esi sentimientu, ayeri manifestáu en Cataluña y fuera d’ella, va a marafundiase ensin un aprovechamientu útil a los efeutos buscaos. Pero, repito, seguro qu’ésta ye una visión parcial de les coses.

En cuantes al Gobiernu Central… daveres nun sé qué va a facer. Llamar a los partíos pa que lu sofiten, claro. Pero nun plazu curtiu de tiempu, convocar eleiciones xenerales que lu puedan consolidar nel puestu y dean al Partíu Popular esi respaldu de votos pa tener les manes llibres. Ehí tarán los de “a por ellos”, y  los de “da-yos caña”. Y tamién muncha otra xente de bona voluntá que nun aceuta, a nengún preciu, les coses como tán. Pero too esto qu’escribo preocupadamente esti día, pue cambiar mañana pola mor de los acontecimientos. Esi acelerón que ta dando la Historia y que nos pilla col pie cambiáu. Seya como fuere, un futuru a cortu plazu que pon los pelos de punta.