close
“Y llegó el Presidente y mandó a parar”

“Y llegó el Presidente y mandó a parar”

2016-03-28CastroCubaHollandeObama252Visitas

Obama en CubaYe un asuntu que yá comenté un cientu veces dende esti blogue: la impresentable actitú española delantre Cuba, nun sólo dexándose presionar polos americanos y polos sos socios europeos pa nun comerciar con la islla caribeña sinón, lo que ye más grave, presionando ellos mésmos (lléase señor Aznar) pa face-yos un boicot porque -dicíen- nun respetaben los derechos humanos.

Eso del comerciu y los derechos humanos ye como de goma: estira y encueye a gustu del consumidor. Pue negociase con China (paraísu de la democracia), con Arabia Saudí (idem. idem) o inclusive col dictador Obiang, pero non con Cuba o Venezuela porque etc. etc. Tán más calaos que’l Titanic. El casu fue que, polo del papismu y el Papa, a lo que se sumaron allegremente los medios de comunicación, España perdió lo que pudo ser un papel de privilexu a la hora de les rellaciones comerciales y, sobre too, humanes, cola que fue una de les colonies que tuvo esti país. Talo que pasó con Filipines, onde nun sé conserva nin l’idioma, o col Sahara onde l’actitú col pueblu saharahui ye de vergoña, nunca nun se tuvo al altor d’un país tristemente colonizador. Francia ya Inglaterra, por exemplu, caltienen, nun sólo rellaciones especiales coles sos antigües colonies, sinón unos tratos billaterales de favor y hasta, en munchos casos, una nacionalidá compartida. Igual qu’equí.

¡Ai, amigu! pero un bon día, asonsañando a la canción de Carlos Puebla, “llegó el Presidente y mandó a parar”. ElHollande y Cuba Presidente de los Estaos Xuníos, claro. De la nueche a la mañana, miróse nel espeyu mientres s’afaitaba y dixo: “Qué coño, vamos restablecer les rellaciones diplomátiques y comerciales con Cuba”. Y  toos a baillar el son. Total, qu’agora yá nun ye pecao negociar colos cubanos. Y como onde manda patrón, nun manda marineru, pues agora toos a correr y fatu l’últimu. Hollande fue’l primeru, acompañáu d’una misión comercial, y agora ye’l propiu “Presi”, esi que-yos perdonó la vida a los cubanos y dio’l banderazu de salida, el que se personó na islla en plan “mocín”. Soltó un par de frases pa cumplir, d’eso del respetu a los derechos humanos y etc. y ya tienen preparada la construición d’unos cuantos hoteles y otres inversiones varies. Y el que se seya feu, que faiga los recaos pela nueche.

De too esto, lo que más voltures me da ye que los nuestros políticos quedaren otra vuelta más como unos pazguatos, ensin personalidá nenguna, y que l’abanderáu de les llibertaes, el que da los carnés de demócrata, o seya, el diariu El País, saque agora unos editoriales falando de la oportunidá perdida en Cuba, y qu’hai que s’apuntar al carru de los vencedores comerciales enantes que seya tarde. O seya, xusto lo contrario que vieno defendiendo hasta hai cuatro díes. Y dende Cuba, con esa coña sele que tien aquel pueblu, asisten a tou esti baturiciu ensin mover un deu nin cambiar de sitiu: al platu vendrás, arbeyu… Claro que la xerontocracia de los hermanos Castro tampoco ta pa baillar el cha-cha-chá.