close
Yoli: una sonrisa responsable.

Yoli: una sonrisa responsable.

2020-08-06Yolanda HuergoYoli500Visitas

Tenía tantos amigos qu’un nun tien más remediu que ponese a la cola, más bien pa la parte’l final. Anque sabíemos que llevaba tiempu malina nunca llegues a aceptalo del too, hasta que ya nun tien remediu. Y agora tampoco. Yera buena, intelixente y responsable, sobre too responsable. Una responsabilidá que la llevó a militar en toles causes en favor de los demás, sobre too de los menos favorecíos. Conocila pente medies de la nuestra fía Iris cuando taben intentado resucitar a la UNA (Unidá Nacionalista Asturiana), ya invitáronnos a un grupu de vieyos dinosaurios de la primitiva UNA a un cambiu d’impresiones polítiques. Nun recuerdo nada d’aquella reunión, sicasí que se cellebró nun chigre del barriu L’Arena nel qu’había que baxar per unes escaleres pindies. ¡Qué coses qu’un s’alcuerde d’eses babayaes! Igual ye que me recuerda lo pindia que se-y punxo la vida a Yoli dende bien ceo. A ella y a Rubén, claro, que lo pasaron too xuntos. Depués fui a dalgunes coses qu’entamaron per Xixón, como aquello de la Regasificadora nel muelle, onde intervino, como siempre, con sentíu común y fuercia política. Pero personalmente creo que’l so llugar nun yera la política. Faltába-y maldá y sobraba-y sonrisa, la política necesita más mala lleche y ella taba escosa, al revés qu’otros y otres que vemos tolos díes nos papeles. Lo d’ella yeren les causes sociales y la política como mou de solucionales. Eso vese poco, al llau de tantu profesional de la política como fin. Ye igual, yá se dixo tanto que sobren les pallabres. Sobren les pallabres y queda’l recuerdu d’esa sonrisa responsable que, ¡abluquemos toos!, nun paecía tener enemigos. En fin, que la tierra-y seya leve a l’amiga Yolanda.