close
De lliteratura propia

De lliteratura propia

2011-06-03451Visitas

Hai temporaes en que’l trabayu esboliga selemente, ayenu a signos o llamaes esternes, a baturicios lliterarios o compromisos con amigos colos que collabores o que collaboren contigo. Esa ye la parte que más me presta de la lliteratura, esi enzarrase nel cuartu silenciosu, delantre la pantalla del ordenador y dexar que fluyan les idees, o les histories. Eses idees o eses histories que llueu, pasu ente pasu, y cuasi ayenes a la to voluntá, van enredándose y enriestrándose y camudándose en dalgo más o menos coherente. Unes veces salen coses guapes y otres munches tienes que les refugar porque nun algamen esa idega que de mano paecíate mui prestosa, pero que, quicias pola to propia incapacidá, nun ves espeyada no qu’escribes.

cronicaferiaCuento too esto porque, xunto a esos momentos de solitú y, vamos llamalos, de creación, hai otros munchos que resurden d’esi trabayu fechu va un tiempu y qu’agora algama la so vertiente pública, el so contautu colos llectores. El másimu esponente d’ello sedríen les presentaciones de llibros, o cualesquier otru tipu de promoción llectora. Agora toi nun d’esos momentos en que s’acumulen trabayos yá fechos, que puxen por asitiase nel espaciu públicu, y tiren de mi dexándome un poco «desbordáu». La verdá ye que son munchos, lo qu’amuesa que soi una «formiguina»:

El prósimu día 18, sábadu, na Llibrería Central de Xixón, a les 19 hores, preséntase «Crónícas de la Marca del Este», una antoloxía de rellatos provinientes d’un xuegu de rol, d’esos que dan en llamase de «fantasía épica», «fantasía heróica» o, más cenciellamente, de «maxa y espada». Un llibru que ta trunfando na Feria del Llibru de Madrid, quiciás porque hai munchos aficionaos a esi tipu de xuegos. Yo tengo un cuentín tituláu «Más allá», que creo que nun desmerez demasiao col restu los compañeros. Otramiente, ta a puntu salir un preciosu album editáu pola exemplar «Pintar-Pintar», que dirixe con aciertu Ánxela, con una pequeña historia mía titulada «Deva y yo«. Pero’l méritu del llibru ye de los perguapos dibuxos de «Begmont», una moza llicenciada en Belles Artes, que punxo imáxenes a la mio narración. Y tamién al curiadísimu trabayu de la editorial (gracies, Ester).

Otra Esther (esta vuelta con h), Esther Prieto, de la Editorial Trabe,  anda engarrándose coles prebes d’imprenta d’ «Eldeva-y-yo-ast1 Norte (cuentos 1976-2010)», una recopilación de tolos cuentos qu’escribí dende l’aniciu de los tiempos, allá poles catacumbes de Conceyu Bable, hasta l’añu pasáu. Y lo d’engarrándose ye lliteral, porque nesi espaciu de 35 años (¡¡ufff!!) cambiaron estilos, normes y vocabularios, asina que la probe tien trabayu abondo. En tou casu, el llibru va p’alantre.

Y pa completar el panorama (y el mio agobiu), toi a puntu sacar dos llibros en castellán. El primeru editáu por Pearson/Alhambra (que yá me tien publicaes otres dos noveles xuveniles), que lleva por títulu «El cielo de los dinosaurios», y ye un cuentiariu/bestiariu sobre esos dioses terrestres que fueron los «dinos». El llibru yá ta enmaquetáu, y la portada ta faciéndola l’asturianu Pablo Amargo, que fue premiu nacional d’illustración un d’estos años. Y l’últimu (creo que nun se me pase nengún) ye la versión en castellán de la mio novela «Elemental, querida Lisa«, que cuerre a cargu de la editorial colombiana » Libros & Libros, S.A.» Y digo «versión», a posta, porque nun ye una mera torna, sinón una nueva edición con abondos cambeos pa los llectores mozos colombianos.

Nun quiero saber lo que sentirá Vargas Llosa, o otros escritores famosos, si yo, que soi namás qu’un aprendiz, ando tan agobiáu por toes estes publicaciones al mesmu tiempu. Que naide lo tome como «chulería», pero tengo yá una gana de poder volver a sentame nel silenciu del cuartu, col mio ordenadorín…