close
¡Cuidao, quieren refundinos!

¡Cuidao, quieren refundinos!

2011-12-12Refundir Europa1260Visitas

Non, nun se trata d’un erru. Nun quiero dicir «refundanos», sinón lo que pon enriba: «refundinos». O seya, volver a «fundinos». Porque eso ye lo qu’esi «Duo Dinámicu» formáu por la pareya de «coecho» Merkel y Sarkosy quieren facer con Europa.

muriu-de-berlinPue afirmase (y pue afirmase porque yo, por exemplu, afírmolo) que los caberos años tamos asistiendo nun sólo a un parón nes nueves conquistes del ser humanu pola llibertá, pola democracia, pola xusticia, pola riqueza, pola salú… sinón a un retrocesu nidiu y fondu de dalgo que paecía una constante de magar la llamada «guerra fría» esapaeciere y los conflictos quedaren reducíos a eso qu’ eufemísticamente se denoma «conflictos llocales». La cayía del «muriu de Berlín», la fin de los rexímenes dictatoriales comunistes y el lentu, pero constante, resurdir de los paises llatinoamericanos paecíen presaxar l’alborecer d’un tiempu nuevu. Y sí, esi tiempu nuevu llegó, pero nun yera pol que munchos naguábemos.

Per un llau, la descomposición de los rexímenes comunistes traxo’l nacimientu d’unes nueves «mafies» qu’algamaron los puestos políticos y llueu, pasu ente pasu, fueron desplazándose hacia los estaos más occidentales (el nuestru incluyíu), cola so carga de droga, prostitución y crime organizáu que yá tán teniendo raigones perafitaos nestes sociedaes. Y per otru, la descomposición (abúltame que tamién hai que lo llamar asina) de los paises capitalistes, que camudaron un sistema que cuando menos producía «coses» y creaba emplegu, por otru tipu de capitalismu que nun produz nada y crea desempléu. Un llamáu «capitalismu financieru» que lo único que mueve son papeles, dineru y especulación selvaxe. Y que manda al paru a millones de persones al tiempu que desmonta, coles sos imprevisibles y cambiantes teoríes seudo-económiques, lo que se dio en llamar «l’estáu del bienestar». Un estáu que costó «sangre, sudu y llárimes» llograr, y qu’agora anda en bancarrota. Y el marcu nel que paecía que podíen discutise y solucionase los problemes, o seya, les Naciones Xuníes, quedó vaciu de conteníu, sustituyíu per grupos financieros de presión como el G-8 o el G-20 onde namás los ricos y los banqueros tienen voz y votu.

Nesti contestu, nidiamente esquemáticu, qu’espongo, vienen agora los nuevos salvadores d’Europa a decinos que vancola-del-paro a refundala. Pero non en lo que la vieya idea d’Europa  pudo suponer, o seya, la de los derechos humanos, la de la cultura, la de la ciencia, la del intercambiu d’idees y persones, la qu’acueye a los vecinos que, munches veces por culpa d’ella mesma, viven peor. Sinón una refundación sofitada nel dineru, na usura, nel mercantilismu, nesi capitalismu financieru ermu, que nun crea más que diferencies cada vuelta más grandes ente unos pocos y la gran mayoría de les poblaciones. Y esto nun ye demagoxa. Y si lo ye, dame igual. Por qu’abasta con mirar como tán y, sobre too, como van a tar, les clases populares en Portugal, en Grecia, n’Irlanda o n’España, por citar namás dalgunos de los paises de los que se fala tolos díes, pa ver qu’esi desmontaxe de la sociedá del bienestar que paecía que tábemos algamando, ta produciéndose a grandes reblagos. Y lo peor de too: quieren comencenos de que ye dalgo inevitable, como si se tratare d’una plaga bíblica. Pues si ellos nun son capaces d’evitar qu’esi monstruu que crearon acabe comiéndonos, habrá que dir pensando en facer dalgo pa evitalo nosotros. Igual ye qu’esi nuevu tipu de sociedá nun nos convién y tendremos que pensar en dir cambiándolu. Too, menos cruzase de brazos y resignanos. L’avisu ta dau: ¡Cuidao, quieren refundinos!