close
¿Quién bailla cola más fea?

¿Quién bailla cola más fea?

2012-04-13pautos eleutoralesUPyD1249Visitas

baile-asturianoEntovía, hasta que nun se forme’l nuevu gobiernu asturianu, nun sabremos quién ganó les eleiciones. Ganaráles el que consiga gobernar, que nun ye siempre, como sabemos, el que más votos sacó. L’enguedeyu en que nos metió la incapacidá de los partíos políticos asturianos p’algamar acuerdos de gobiernu, ta camudándose nun verdaderu «vodevil» per aciu de l’apaición n’escena del francutirador de UPyD. Esi ye’l puestu que teníen d’algamar los nacionalistes asturianos si, dende va tiempu, se tuvieren bien feches les coses. Y nun sólo nun s’algamó, sinón que quedó en manes del enemigu… políticu, claro. Porque esa xente de la cada día más facha Rosa Díez, son l’antítesis de lo que nosotros (yo polo menos) queremos pa la nuestra patria. Antibablistes, antinacionalistes, antiautonomistes… son la cara más centraliega y menos evolucionada de la rancia derecha española. Lo curioso ye que, amás, tán plantexando, como si ello fuere la cosa más cenciella del mundu, y cola sorrisa babaya de los que los cortexen, coses que, nun ye que seyan negatives, ye que son imposibles. El fechu de devolver les competencies de les Comunidaes Autónomes al Estáu Central ye una utopía. Una utopía negativa, pero utopía a fin de cuentes. Habría que camudar tol Títulu VIII de la Constitución, persabiendo qu’ello nun pue facese con una mayoría simple, sinón una mui cualificada. Habría qu’anular o camudar tolos estatutos d’autonomía de les 17 comunidaes, cosa que tampoco nun se fai con mayoríes simples, y nun sé si habríen de camudase tamién los alcuerdos cola Comunidá Económica y cola Santa Sede. Total, que paez una coña poner d’alcuerdu a tanta xente al rodiu de les sos tesis, anque paez qu’ellos dícenlo en serio.

Pero lo curioso del asuntu ye que, los comparses que pretenden a la moza y quieren sacala a baillar, tienen más carakarl-marx qu’un sacu perrones (perdón por si daquién nun sabe lo que yeren les perrones). Val-yos too con tal de gobernar. Porque yá me dirás tú que papelón sentir al PSOE asturianu dicir que, bueno, que sí, que en realidá los programes de dambos son paecíos. Pero, coime, ¿el PSOE nun yera federalista? ¿O ye que nun ye importante pa ellos la forma qu’adopte l’estáu? Ya desdexaron el leninismu, el marxismu, l’obrerismu y agora’l federalismu. Van quedar nos güesos… ideolóxicos. Foro, pol so llau, pretende pasar por un partíu rexonalista y refuga a esos que vienen de Madrid a dar órdenes. ¿Como pue sofitase nun partíu del más ranciu centralismu pa poder gobernar? En cuantes al PP y a IX , anque nesti casu son comparses, ¿tragaríen tamién con tan incómoda compañía?

En fin, como dix0’l ciegu, «ver veremos», porque nesta política nuestra d’andar per casa yo yá me lo creo cuasi too. Hasta qu’esi pueblu asturianu que tanto mitifiquen los grupos asturianistes, y que tien la Historia enllena de grandes finxos, dea los sos votos al primeru que pase perequí y que quiera suprimir, d’un plumazu, llingua, historia, vezos y autogobiernu. Y ye que nun escarmentamos.