close
30 días sin deporte

30 días sin deporte

2012-09-1530 días sin fútbol383Visitas

Como tolos meses, tenemos la oportunidá de lleer el comentariu del analista deportivu Antonio García Oliva, esta vuelta con un tema de fonda actualidá:

                                                                                                              FUTBOLEROS

                                                                                                                                                                   Antonio G. Oliva

Puntualmente todos los años, por estas fechas, se falla el premio Príncipe de Asturias de los Deportes, y puntualmente, cojo un rebote de aúpa, al ver el fallo del  Jurado. El de este año no es excepción, todo lo contrario, lo confirma. Es un premio absurdo, injusto y político, cuando solo debería ser deportivo. Me explico: desde su origen estos premios, que tienen mucho tirón nacional, porque esta detrás la Casa Real y sobre todo la Reina, que los apoya a fondo, son un remedo de los premios suecos del Nobel, a los que les falta en nomina un premio deportivo, y a los que les sobra el premio de la Paz, que es exclusivamente político y no académico como pretenden ser los demás. Y también, desde el principio de su creación, los nuestros han oscilado entre premiar solo a la excelencia, o sea al prestigio, o mejor buscar con ellos la popularidad, la  promoción, o sea el impacto mediático. No siempre se pueden conseguir ambas cosas. Hay gente de prestigio en el mundo académico, que no son populares, Severo Ochoa, Kapucinsky, Sebastian Coe, etc. Y hay otros mas conocidos y universales pero menos prestigiosos, como el dramaturgo Athur Miller, o el cineasta Woody Allen, que eso sí, los conocen en todo el mundo. Últimamente esta duda parece  erradicada de la Fundación asturiana, los premios ahora se busca que sean sobre todo mediáticos, ya no vale dárselos a atletas desconocidas como la argelina Hassiba Boumerka o el cubano Javier Sotomayor, ahora a cualquier precio, tienen que “sonar”, y sobre todo a nivel internacional: Fernando Alonso, antes incluso de alcanzar su primer titulo, las Selecciones de Baloncesto o de futbol al ganar el Mundial… En esa línea está el premio de este año a Iker Casillas y Xavi Hernández, dos españoles, los mejores jugadores del mundo en sus respectivos puestos, pero es absurdo porque esos dos fenómenos del futbol internacional ya estaban premiados en el año 2009 junto a sus compañeros de la selección. Y ya esta bien de futbol, salvo que se haga con otras intenciones ocultas. No se puede vivir exclusivamente de los éxitos indiscutibles de la Roja. ¿Por qué, luego, ocurren estos errores, a la vez que fallos? Muy claro, porque el Jurado que los otorga no tiene nivel ninguno para ello. Formado, en su gran mayoría, por periodistas deportivos y viejas glorias del deporte, la mayoría sin mas merito que dirigir un carrusel deportivo los domingos, o leer las noticias deportivas de los telediarios. Lo que no ocurre en los demás premios, le falta en su composición a verdaderos especialistas del deporte, o sea los técnicos, entrenadores, analistas o simplemente licenciados en estudios deportivos, tipo INEF. Y así nos va todos los años, haciendo el ridículo. ¡Futboleros ! Y mira que este año había cantidad de talento para premiar. Las inalcanzables 22 medallas de oro del norteamericano Michael Phelps, las  estratosféricas marcas en velocidad del atleta Usain Bolt, un gran tipo además. El renacer ciclista de Contador, injustamente sancionado, el mundial en moto GP del español Jorge Lorenzo. ¿Por cierto, quien se acuerda ya de Sito Pons? El Bronce de las “Guerreras de la Cancha” en balonmano. Y el exitazo del Taewondo español en Londres ¿Qué me dicen? Nada, futbol y mas futbol para tener anestesiada a esta sociedad española y que no piensen en el destrozo de país que están dejando los políticos de ambos colores, eso bajo las directrices de los que de verdad mandan en el mundo occidental, los dueños del dinero, los Bancos. Pero, últimamente, han estirado la goma tanto que se va a romper y con ella un estallido  social de magnitudes  impensables. Espero que no haga falta, o por lo menos que yo no lo vea.

                        Flaco favor les están haciendo a los españoles estos fallos absurdos y manipulados hasta por el impresentable del Presidente de la FIFA, el señor Blatter, que fue el que presentó esa candidatura. Futboleros sí, pero tontos no. ¿Y para cuando la candidatura de los hermanos Entrerrios? Son Campeones del Mundo, Plata en unos europeos y  Bronce en dos olimpiadas .¿Los lastra el que sean de Xixón?