close
«Alabín, bon, ban…»

«Alabín, bon, ban…»

2009-06-01fútbolSporting915Visitas

Utilizo’l títulu d’un de los mios llibros pa rapazos, pa escribir güei de fútbol. Yá pasaron aquellos tiempos, que yo viví, en que, a un home d’izquierdes, nun podía gusta-y el fútbol, y menos entá a un «intelectual». Eso yera un inventu franquista pa distrayer a les mases, pa separtales de l’aición política y de la reivindicación llaboral. El fútbol yera’l nuevu «opiu del pueblu» y un instrumentu de la dictadura p’ «alienar» (¿alloriar?) a la xente. ¡Qué lloñe queden aquellos tiempos! Agora los nuevos intelectuales «descubrieron» que’l fútbol ye UN SENTIMIENTU y, ¡ay, amigu! eso ya lo xustifica too. Nos sentimientos nun se manda… Asina qu’agora nun hai motivu pa qu’un paisano de setenta «tacos» salga disfrazáu cola camiseta del Sporting, y ande asina pela cai Corrida. Por cierto, cuando yo diba al Molinón de la mano de mio padre, ésti llevaba traxe y corbata, y pol iviernu, gabardina. Yera un señor… anque-y prestara’l fútbol. Hai que guardar minimamente les formes.escudo-sporting

Pero bono, yo quería escribir sobre’l Sporting. Tentáu tuve a facelo a lo llargo d’esta lliga, pero nun quixe interferir na marcha de la mesma, al igual qu’aquel periodista asturianu que nun escribía sobre le eleiciones americananes pa nun influyir nelles.

Tres un final «agónicu» (¡mira que s’emplega agora esta pallabrina…) l’equipu xixonés permanez, per un añu más, na Primera División. Pero eso nun tien de nos engañar sobre la verdadera valía de la nuesa institución. Ye verdá que los hubo peores, los númberos canten y otros quedaron detrás, pero los partíos que vi (pela «tele», yá nun voi al campu) y les reseñes y comentarios de prensa y amigos, son pernidios: somos mui malos. Vamos a velo un poco meyor.

El Sporting recibió nos 38 partíos la xeladera de ¡79 goles! Baste dicir qu’a ‘Osasuna, que quedó colos mesmos puntos, metiéron-y 47. O seya, 32 goles menos. Asina nun ye posible xugar en Primera. D’ello son culpables porteros y defenses. Ye mentira eso de «defende tol equipu». Toos «protexen», pero los que tán nos últimos metros de la portería son los encargaos de defendela, por eso se llamen asina. Los porteros fueron una calamidá. Ye verdá que Cuellar fizo bones paraes, pero ye un porteru que nun sabe salir, que falla dafechamente nos centros llaterales y que nun sabe mandar na defensa. ¡Qué más da que llueu tenga una parada de «reflexos», si queda «atornilláu» debaxo los palos! El domingu rematáron-y (una vuelta más) nel aria pequeña.

Los defensas son débiles y abaruyaos. Sastre, tou pundonor, nun ta pa xugar tantos partíos. Los centrales nun tienen «contundencia» y pierden el sitiu con facilidá. ¿Qué pasó con Canella? Tuvo tol final de la lliga mancáu, por un partíu de la seleición española. Un pisotón, dicíen. Coime, pues menudu pisotón. Y la Federación Española  ¿interesóse pola so salú durante esti tiempu? Si llega a mancase Fernando Torres ¿tendríen la mesma actitú?

Nel centru’l campu falta un home de pesu. Un organizador. Nun fai falta que seya una gran figura, pero dalguién que sepa de qué va la cosa. Tolos equipos tienen ún. Menos nosotros. Nin Camacho, nin Matabuena saben. Michel, que podría saber dalgo, nun xuega munches veces, y cuando lo fai, anden camudándolu de sitiu. Valdríanos un mesmu De la Peña, o un d’esi calter. Que sepa manexar el balón y controlar el ritmu del partíu (Xabi ye’l modelu perfeutu)

Los 47 goles que metimos son pasables, ensin ser nada esceicional. Pero nun pue ser que dos bonos xugadores, goliadores, nun puean xugar xuntos: Barral y Bilic. ¿Cómo ye posible que, nun partíu que nos xugamos el ser o nun ser, nel qu’ hai que ganar como seya, un home como Bilic, veteranu, goliador, que marcó tantos decisivos, tea más d’una hora nel banquillu? Esi ye un luxu que’l Sporting nun pue permitise  ¿Qué ye, que nun hubo tiempu a lo llargo de tola lliga de poder compenetralos, de facelos xugar xuntos? Tener a ún de los dos nel bancu ye un castigu pal equipu. Miremos, sinón, al At. de Madrid, cómo fizo compatibles al Kun Agüero y a Forlán. Habrá que perfacer un sistema en función de los homes que tenemos, non al revés.

Carmelo, fizo una bona primera metada de lliga, pa escaecese llueu, quiciás por falta-y preparación física. Diego Castro tien clas, y fizo coses de méritu, pero falta-y completar munches xugaes y ye mui «chupón». Muncho meyor Luis Morán que Pedro, que tá dafechamente estancáu. Kike Mateo mui profesional, pero ensin poder aportar lo del ascensu, y Maldonado inéditu.

Capítulu aparte pal entrenador. Paezme que Preciado ye una bona persona, y que sabe facer «piñu» nel vestuariu y fuera d’él, lo cual pa un equipu de segunda pue valir. Pero nin táctica nin téunicamente aporta nada. A veces abúltame que nun sabe asitiar bien al equipu nel campu, con parceles ensin ocupar y otres atarraquitaes de xugadores, con espaciu ente les llinies y xubiendo al ataque, allocadamente, dexando la retaguardia desprotexía. Tampoco nun sabe facer los cambios, que paez que yá los tien programaos dende’l día anterior.

Y esto ye como veo yo al equipu. Hai que tracamundiar munches coses pal añu que vien, porque ún pue llegar a creyer nos milagros, pero nun hai qu’esperar que se repitan tolos díes.

Dos coses pa finar. Eses camisetes que ponen «Aquí late un corazón playu» tán enquivocaes. Playos son sólo los de Cimavilla, non tolos de Xixón. Yo, por exemplu, soi «areneru», o seya, del Barriu l’Arena. Enemigos deportivos de los playos (la rivalidá ente’l «Cimadevilla, C.F.» y el «Unión de la Arena» dio munchos díes de gloria a Xixón) Otra cosa, nun sé quién, ta emperráu en metenos al «Gijón del alma» como himnu oficial de Xixón y a esplayalu pola megafonía. Ye un canciu que me revienta, con una lletra horrorosa y «hortera» y una música facilona. Ye canciu pa foriatos, pero que, repito, daquién quier promocionar. Que nun fadien.

Y alón.