close
Asturies ¿la Grecia del Cantábricu?

Asturies ¿la Grecia del Cantábricu?

2012-05-13443Visitas

Llamentablemente nun nos referimos nesti pequeñu comentariu a los aspeutos turísticos, nin culturales de la comparanza ente los dos paises, sinón a dalgo muncho peor: a los aspeutos políticos. N’efeutu, l’anuncia d’una posible «intervención» de la nuestra comunidá por parte del Gobiernu Central, pola posibilidá de nun poder facer frente a los nuestros compromisos económicos, tien disparaes toles alarmes, nun sólo de la clas política asturiana, sinón de la mesma sociedá civil.

Son munches les semeyances ente la Grecia comunitaria y l’Asturies española amás d’esa de la «intervención». En dambes hai una dificultá permanente pa consensuar un gobiernu que seya quien a dirixir los destinos inmediatos -políticos, económicos, sociales…- del País. L’abstención nes caberes eleiciones ye abondamente preocupante, y la composición del Parllamentu, con más partíos y más atomización que nunca dificulta la llegada de los pautos. Nel casu asturianu, que durante años amosó un cuasi bipartidismu PP-PSOE, coesisten agora cinco partíos que son incapaces de llegar a unos mínimos alcuerdos pa poder gobernar. Ni siquier los dos grandes bloques ideolóxicos, unes supuestes Izquierda y Derecha, son a ponese d’alcuerdu ente sí (I.X. y el PSOE con matices) y esi «pepitu grillu» de UPyD nun apara de dar saltos mortales d’un llau a otru, ensin nenguna ideoloxía propia, vendiendo’l so votu «al meyor postor». Total, Asturies lleva, amás del retrasu políticu yá secular por unos gobiernos que poco ficieron polos asturianos, más que dir reculando respeutu a les demás comunidaes, otru retrasu propiu d’esta llexislatura na que la inaición y la parálisis son les sos señes d’identidá. ¿Culpables? Ente toos la mataron, y ella sola se morrió.

En cualquier casu, y dicho lo anterior, esi anunciu d’una posible intervención de la nuestra comunidá paez un xestu de «chulería» propiu de los matones. D’esos que, como víamos dacuando na escuela, métense colos pequeños porque nun s’atreven a metese colos grandes. Aquellos «abusones» qu’esistíen enantes del «mobbing» o como diaños se llame eso agora. Porque ta claro qu’hai otres comunidaes n’España con una deuda muncho mayor que la nuestra y con unos gobernantes muncho más desautorizaos que los nuestros (que yá ye dicir). ¿O nun lo son la Comunidá Valenciana, la Catalana, la Castellano-Manchega y otres más? Eso, por nun falar de les que s’enfrenten al propiu gobiernu, como por exemplu la Vasca, onde’l so Lendakari acaba dicir tranquilamente qu’ellí nun van aplicase les medíes de recortes del gobiernu de Rajoy. ¿Por qué nun s’atreven a metese con eses? Pues por eso que digo. Porque cada vuelta somos más probes y pintamos menos nel conxuntu de paises del Estáu Español. ¿Ónde quedó aquella Asturies que, como vimos l’otru día nel aniversariu de les güelgues de 1962, yera «la lluz qu’allumaba a España entera…». Lo dicho, cada vuelta nos paecemos más a Grecia, pero non en lo bono, sinón nel camín que llevamos hacia l’esaniciu. Y con una diferencia, ellí la sociedá griega sal a la cai a protestar escontra los sos dirixentes y escontra los recortes que pretenden impone-yos. Equí, como siempre, reina la indiferencia