close
Babayaes d’un políticu en vacaciones

Babayaes d’un políticu en vacaciones

2012-08-05331Visitas

Paez, según afirma’l diariu «El Comercio», que don Alfredo Pérez Rubalcaba pue volver a pasar les sos vacaciones n’Asturies. Agradecémos-y muncho al políticu socialista les sos visites añales a la nuestra tierra, nunca ta de más que venga xente a dexar dalguna perra a esti depauperáu país, anque les visites seyan pa folgar, o pa facer propaganda n’época d’eleiciones.  

Al rodiu d’esta esperada visita, el periódicu llocal fai-y una entrevista al lider del PSOE na qu’aprovecha pa cuntanos cómo sacaría él a España de la crisis. Bono, nada que dicir al respective. Si dalgún cree que’l pundonorosu políticu socialista tien eses recetes, pues meyor pa él. De crédulos ta’l mundu enllenu. En cualquier casu, tamién ye verdá que pa facelo meyor que don Rajoyu nun fai falta matase muncho.

Pero hai un par d’afirmaciones que dexa cayer don Rubalcaba sobre’l nuestru País Asturianu, a les que me prestaría poner una «coletina». La primera: «Asturias necesita una gestión solvente que recupere la confianza». Bien, que yo sepa, y selo muncho bien, esti País tuvo gobernáu polos socialistes a lo llargo de trenta años, añu más, añu menos. O seya, tolos de la democracia, a nun ser el periodu de Sergio Marques y el «visto y nun visto» de Cascos. Ye dicir, que tamos onde tamos (y nun ye demasiao bien) porque los sucesivos gobiernos del PSOE nos metieron ehí. Y tolos problemes que tenemos (a Cascos nun-y dio tiempu a fastidialo tanto) vienen de l’actuación d’esos gobierno, incluyíu’l de la minería qu’agora paez que ye nuevu. Asina que vamos a nun dicir tonteríes sobre recuperar confiances perdíes por ellos mesmos. 

La segunda babayada: «Javier Fernández tiene un reto difícil y apasionante, recuperar el camino de una comunidad que ha tenido que reinventarse». Asturies, al mio modestu talantar, nun tien necesidá dalguna de «reinventase», ta perfechamente inventada. El problema de los políticos asturianos, salvo les honroses esceiciones que conocemos, ye que nunca-yos interesó l’Asturies real. Esa que tien una llingua, una Historia, unos vezos, unes costumes, unes tradiciones, una música, unos xuegos… y nun sigo porque acabo l’espaciu. Por ello, porque nunca nun-yos interesó esa Asturies, tienen de reinventala, escaeciéndose de tolo que ye y queriendo obligala a ser dalgo ayeno, construyío a la so imaxen y semeyanza. Un País de «diseñu», sobre’l que poder mandar como si fuere «El Palé», o dalgún otru xuegu d’esos de mesa. Y neses tamos. Asina que, bienveníu a la nuestra tierra l’illustre políticu socialista, pero que nun quiera que vuelvan a reinventanos. Yo, polo menos, quiero que sigamos siendo como siempre fuimos: Asturianos.