close
Corte Inglés que tas nos cielos

Corte Inglés que tas nos cielos

2014-09-17310Visitas

isidoro álvarezYa sabemos que, en cuantes muerre una persona, pasa a convertise nun gran paisanu (o paisana), enllenu de virtúes y ensalzáu por tolos entrugaos/entrevistaos que salen en periódicu o na tele. El presidente del grupu empresarial «El Corte Inglés» nun diba a ser una esceición. Nun conozo yo los sos valires como padre familia, amigu, vecín o sociu de dalguna sociedá deportiva o cultural. Seguro  que yera mui bonu. Tampoco nun quiero quita-y valir como arriesgáu empresariu creador d’emplegu, anque la parte gorda del trabayu abúltame que corrió a cargu de Ramón Areces, el so antecesor. Ta mui bien que los empresarios inviertan, que ye lo d’ellos,  y d’esi mou dean trabayu a la xente que lo necesita y s’embolsen unes perres mui merecíes. Pero, y equí quiero yo poner el deu, hai tamién que tener en cuenta’l comportamientu empresarial cara a los sos trabayadores y al  mercáu llaboral nel que tán incidiendo. Nesi sen, «El Corte Inglés» nun ye tan «anxelical». Nun sólo nun ye anxelical, sinón que posiblemente seya, de toles grandes superficies, la que peor trata al so personal. Abasta falar, ensin xefes delantre, con cualquier emplegáu de la empresa pa que te cunten ensin aparar los horarios, los turnos, los contratos basoria -a veces por unes poques hores- los despidos inxustificaos…

Un exemplu: na tienda de Supercor en Xixón, na cai Uría, había dos carnicerines prestosísimes: atentes, trabayadores, responsables… pero que llevaben munchu tiempu na empresa. Una d’elles ya taba na empresa qu’ocupare’l llocal enantes (creo que Simago). Llevar munchu tiempu quier dicir, claro, meyores condiciones y cobrar un poco más. La xugada fue la siguiente: trespasáronles a otra tienda de xunto a los Alsas que teníen pensao zarrar. Tuvieron trabayando ellí un par de selmanes y al cabu d’elles zarraron el llocal y tol personal, incluyíes elles, a la p. cai. Xugada perfeuta. Tiénenlo en xuciu, claro, pero yá sabemos como ta la llexislación llaboral del PP. Enantes, cuando los empleaos teníen que trabayar un domingu cobraben un pequeñu plus. Acabóse. Agora ye un día cualquiera. Eso de la compatibilidá familiar queda pa prau. Podía cuntar otres munches coses del imperiu de don Isidoro, Como por exemplu, la ignorancia culpable na utilización de los nomes asturianos. Tolos cartelos tán enllenos de «bogavantes», «bueyes de mar» y coses pol estilu, y dalgunos nomes faltando al so nome oficial como productos de denomación d’orixe. Por exemplu, el Quesu Gamonéu, que poníen Gamonedo, y una mui gorda d’antiayer onde poníen Alubias de la Granja, siendo, como digo, Fabes de la Granja D.O. Llamáu al orde al empleáu de turnu, díxonos que yeren órdenes d’arriba y qu’incluso ellos lo cambiaben, pero volvíen a quitá-yoslo. Y eso que’l xefe ye asturianu, que si non…

Palo cabero estráñenme eses unanimidaes al rodiu d’estos «grandes homes» rellacionaos col  Poder económicu y políticu. Entiendo que la «derechona» los allabe, y los que quieren figurar nel escaparate social tamién, pero que la xente d’izquierdes ponga como exemplu a persones que maltraten a los trabayadores nun me cabe na tiesta. Como esi «panexíricu» que salió na prensa de Tini Areces poniéndolu peles ñubes. ¿Pero, de qué parte tamos, ho?