close
«El Hierro y el Factor Humano»

«El Hierro y el Factor Humano»

2011-10-14363Visitas

Pol interés que ta espertando’l fenómenu, darréu copio l’artículín recién colgáu nel blogue www.geodiversia.com que dirixe Mauro García-Oliva González.

EL Hierro y el Factor Humano

oct 14

Estos días la sociedad vuelve a mirar a los geólogos. Suele pasar en ciclos de tiempo largos, muy en consonancia con respecto a la profesión. El patrón se repite. Hace unos meses sucedió lo mismo cuando Murcia tembló por causa de un terremoto. Esta vez se debe a una erupción volcánica a la cual se asocian algunos temblores. Es curioso ver cómo la gente se asombra porque una isla de origen volcánico ejerza como el volcán que es. Es como si alguien se sorprendiera porque el mar mojara. Está en su naturaleza. Esto es consecuencia directa del oscuro rincón  al que esta disciplina, entroncada (por qué no decirlo, de modo muy basal) con las Ciencias que estudian el medio ambiente, ha sido condenada sistemáticamente. La geología es ecología. Es diversidad. Forma parte indivisible de todo ecosistema. Sin embargo está tan arrinconada en los diferentes ámbitos de la enseñanza de estas materias que nos sorprendemos porque en Canarias se active un volcán. Ahora sí. Ahora queremos que los geólogos respondan. Y lo hagan pronto. Y acierten. Y a nadie le importan los tremendos recortes en investigación en general y en geología en particular que se han producido los últimos años. Esto, cuando la inversión en esta disciplina y en su divulgación ya rozaba cifras ridículas. Pues sí. El Hierro está sufriendo una erupción. Y no, no puede predecirse la evolución de los acontecimientos. Y ojalá que  esto que debería resultar fácilmente comprensible incluso por estudiantes aún en el colegio, no tuviera que ser explicado como algo asombroso, casi mágico…. ¡gracias sistema educativo! Por mucho que corra la sociedad actual los tiempos geológicos y sus incertidumbres permanecerán inalterables. No sé si el mundo que gira al son de los Bits está preparado para asumir esta realidad. Para asumirnos a nosotros, a los geólogos y las incertidumbres con las que convivimos a diario.